miércoles, marzo 30, 2005

Hombre, otro tonto...

Así que toda el aria de opereta se reducía a esto:

¿cómo te va a tí, Blue Thing? Pienso en que me gustaría que todos nos encontrásemos algún día y entonces nos pudiesemos contar unos a otros que todo nos va bien, que "la vida nos sonríe". Entonces pienso en esa última parte del Undergroud de Kusturica, y me pregunto si el cielo es algo así, una especie de banquete en la que nos reencontramos y nos podemos decir que todo nos va muy bien.

Lo más irónico, mi querido (querido de verdad), Wyan, es que lo último que os dije es que renegaba de lo vacío de vuestros banquetes y vuestras chácharas sobre Kusturica.

No quiero saber si os va bien o no. Vosotros no queréis saberlo. O lo que es peor, vosotros ya lo sabéis aunque finjáis lo contrario. Y, sinceramente, no me importa demasiado si la vida me sonríe o no cuando estoy castrada para siempre. No siento el calor de las personas que se acercan a mí. Borro los correos que me dicen que soy guapa porque ya no me lo creo. Me molesta que mis alumnos se rían porque creo que hay algo equivocado en mi ropa, en mi voz, en mis movimientos. Y salgo corriendo de mi dojo porque las espadas caen sobre mí y me siento golpeada. ¿De veras crees que algún día me sentaré a contaros qué tal me va? ¿En qué sesuda película europea cenan las víctimas con sus verdugos?

Al final, ¿se reducían tus remordimientos a una cena de hermandad?

Si hubiera Cielo, tus comensales no estarían en él. De ti depende levantarte o no de la mesa, pero no me utilices para hacer la digestión. Otra vez no, te lo suplico.

Ayer lloraba en el vestuario y, de los dos únicos números a los que ahora puedo llamar, ninguno podía atenderme.

Y hoy tengo que mirar el calendario para no dejar a gente plantada.

Esto es complicadísimo. Si sólo pudiera contar con la mitad de la gente que cuenta conmigo.

martes, marzo 29, 2005

Un ataque de pánico en el Dojo. Gente corriendo a mi alrededor. Kiais, espadas en alto. Kendokas trabajando, entrenando. Sorteando mi cuerpo paralizado en medio del tatami.

Me han tratado bien. Creen que tengo un problema de tiroides y que me mareo.

No quiero dejarlo. Nunca me había gustado tanto una actividad física. Pero otra vez no, por favor. Otra vez no.

Qué vergüenza.

lunes, marzo 28, 2005

Y respondo

If we leave here today
we could be a thousand miles away
Take to that road see how far it goes
And on that great ocean road
Oh the country's in our bones
All the trouble that you know
empties out as you go

Oh come on walk with me, talk with me,
tell me your stories
I'll do my best to understand you
You're flesh and blood, flesh and blood
Don't refuse me your love
More than words can express
More than wealth or success
Oh there's a thousand things to do
So let's start here with me and you
All the pain that you feel
All the hurt that seems so real

Oh come on walk with me, talk with me,
tell me your stories
I'll do my very best to understand you
You're flesh and blood
You can't go on holding back
the flooding river
Keeping all that fear inside
I understand how trouble haunts you
Yes and I do know how you feel

There's a thousand things to do
So let's start here with me and you
Gonna take a little time
Let's see what we can find
Oh come on walk with me...

(Mary Black, Flesh and blood)

Gracias.

Me dicen

Stayed true to the things I knew when I was younger
And food and love was all but left to hunger.
'Cause when I stray from my truth as I grow older
Too much leaves an empty hollow hunger.

I think about you on a moonlit night
And the stars all seem to weep.
When there's so much to lose
There's never any time for sleep.

Look at me doing all these things without you.
We always left a new world untrue.
Where was it we tried hard not to go to?
I think that's how I finally came through.

All the things we took for granted
The words still live on in my head
All the times I took for granted
All the words I never said.

I think about you in the moonlit night,
And the stars all seem to weep.
When there's so much love to give,
There's never any time for sleep, yeah.

So I stayed true to the things I knew when I was younger
And human life was all but left to hunger,
'Cause when I stray from the truth as I grow older
Too much leaves an empty hollow hunger.
Too much leaves an empty hollow hunger.

Living without you
Living without you.
Living without you, oh


(Beth Orton, Stars all seem to weep)

sábado, marzo 26, 2005

De repente, sueño.

Me despierto de madrugada después de haber soñado con un trabajo idiota, en una ciudad que no reconocía (aunque reconocía a todas las que había en ella en sus vistas: tenía algo de Madrid, algo de Toledo, de Ciudad Real bastante; y juraría que una fachada de Almagro). Un sueño raro, sin sentido ni mucho carácter premonitorio. Un sueño de verdad.

Llegan trozos de otros sueños por la mañana: una lección de kendo en Zaragoza; documentación para la película; una bella librería aquí cerca, en la plaza del Ayuntamiento, que bien merece que cuente su historia. Una tertulia literaria que me espera en Madrid. Planes de partidas de rol el domingo. Wyan, mi pobre Wyan, me echa de menos en alguna parte. Ent habla de cables en el messenger. Pelo de color púrpura. Música que satura la cuenta de Gmail. La devoción de un desconocido que me cree hermosa, aterrorizándome. Un post imprudente, muy imprudente.

Y las heridas de las piernas han cicatrizado.

Estoy despierta.

viernes, marzo 25, 2005

Moodnigotes

Ahora tengo que usar los emoticones más a menudo de lo que me gustaría. Si no, es fácil perderse en las traducciones.

Quiero ir a ese país. No sé si me atreveré a pisar Nueva York; pero quiero cruzar las 9 horas malditas que nos separan. Hablar con ellos, intentar entenderles, hablar no sólo su idioma sino su lenguaje. Que nunca más tenga que oír a uno de ellos decirme que se llama *****, odia la pena de muerte, no teme a los comunistas (ni a las comunistas), no votó a Bush, se manifestó en contra de la invasión, lee libros, ve películas, escucha música y sabe dónde está mi país; y que encantado de conocerme.

No es justo.

Leer el Quijote a dos lenguas, a cuatro manos, puede ser emocionante. Si sólo pudiera dejar de ser yo por un mes, sólo un mes.

Ent, sigue ahí, en silencio. Dame cordura.

martes, marzo 22, 2005

Propósito

Estos días me he preguntado a menudo por la pertinencia de este blog. Es poco lo que tengo que contar de interés: intento que mi mundo tenga cabida (el post de ayer fue uno de esos intentos); o que, cuando mis delirios ocupan el puesto de las crónicas, puedan servir para alguien. O al menos para que el cuerpo de Blue Thing no reviente.

José lo ha expresado en su blog, con su contundencia y su poesía. Me muero de la envidia, porque nunca podré expresarlo como él:

Um título para não deixarmos morrer a convicção - ou, até, para a criarmos - de que também somos destinatários do nosso desvelo e amor. Não por enclausuramento narcísico ou viragem umbelical. Mas porque somos, isso sim, o primeiro dom/presente que a Vida oferece a nós próprios. [...]

O cuidado de si é tarefa primordial, desafio à própria existência, apelo que a vida nos faz... e tem uma única finalidade: a de não nos esquecermos de existir.



Hoy he visto a Sylvia. No se llama Sylvia, claro: tiene un nombre español, una familia española. Un destino español. Está loca, como Sylvia Plath, como yo; y para contar su historia, la que no ha querido contar nadie, quise hacerla extranjera, lejana, y la llamé Sylvia. Hoy han vuelto a condenarla en la calle aunque todavía no la han juzgado. Enferma, derrotada, encerrada en el lugar más inapropiado, pasará dos años más. Y alguien descansa en la cama por ello. Sylvia sufrió un brote y mató a varias personas (me niego a decir que las asesinó). Lamento sus muertes, pero lamento más aún que nadie cuente el infierno por el que hicieron pasar a su compañera esquizofrénica, los insultos, el cachondeo, los sobornos. Sylvia clavó el cuchillo donde no debía y está en una cárcel de cuerdos esperando juicio. Si lo hubiera clavado en los lugares al uso, en su propio cuello o su propio vientre, nadie se habría enterado. Este blog, probablemente, no existiría.

Verla me ha recordado el propósito que me mantuvo con vida hace casi un año, tras el último intento de saltar las ventanas de la casa de Herber West: contar su historia, y así poder contar la mía. Supongo que esa es mi Cura di sé, mi propósito.

lunes, marzo 21, 2005

Schubert, Don Quijote y Elvis Costello

Hace unos meses, le decía a Ent cuánto me había gustado Stratford, y cuánto quisiera que algunas de nuestras villas cervantinas estuvieran a su altura. Almagro lo está. Tan bonita, tan orgullosa de sí misma y tan agradable. No tiene un río como el Avon, ni estaba Próspero para acompañarme, pero casi lo agradezco, porque no creo que Brarn ni Rufo le hubieran recibido con tanta poesía como yo.

Pero te hace sentir bien. Esa es la mejor forma de estar orgullosa de mi herencia. Esta noche le haré otra visita a Don Alonso. Hace un par de horas oía a P. y A. decir que iban a comprar la edición de sus aventuras en Almagro, como recuerdo del Centenario. Una Blue Thing más joven y más idiota se habría indignado sólo con oírles. Esta, que se ha perdido esta mañana en una tienda de encajes que no había visto nunca, y que olía un vino que nunca había probado, ha compartido su entusiasmo con ellos y se hará con uno muy pronto. Uno que va a viajar lejos.


Y aquí estoy, bajo el cielo majestuoso de La Mancha, mirando qué hora es en Oregón, escuchando a Elvis Costello. Me gusta ser una manchega globalizada.

I never noticed you could be so small
The answer was under your nose but the question never arose

I know it don't make a difference to you
But oh! It sure made a difference to me
'Cause late in the evening as I sit here moping
With a bamboo needle on a shellac of Chopin
And the cast-iron heart that you failed to tear open
At the other end
At the other end of the telescope


Y esta noche, compartiremos a Schubert. Será de noche aquí y de día en Portland. Y no tendré miedo. Lo dejaré para Madrid.

domingo, marzo 20, 2005

Miguelturra de nuevo

Aquí el sol calienta lo justo para no deslumbrarme, y el cielo parece cielo de verdad. Y hay silencio, sobre todo.

Puedo llamar a esto mi casa, la verdad.

sábado, marzo 19, 2005

Estar tanto tiempo en la cama, y esa sensación de borrachera que da el Clamoxil, me han hecho pensar en la banalidad de esto. Ahora que tengo los ojos medio abiertos parece que el encanto de deshilvanar mis miserias se ha perdido.

Quiero creer que es el terrible dolor de la garganta lo que hace que no tenga ninguna gana de escribir nada, y no la fase Up de la bipolaridad.

En cualquier caso, darse una vuelta por aquí y ver que Tronco, por ejemplo, sigue en contacto con la vida de verdad es un alivio.


Hace dos años ya de la invasión de Irak. Recuerdo el SMS que me llegó estando en Cracovia. En la derrota de la razón, estuve tan orgullosa de mis amigos por indignarse, por resistir.

Este año iré a América. No quiero volver a leer a Augen y a rich avergonzarse de ser norteamericanos. No es justo.

The soldier came knocking upon the queen's door
He said, "I am not fighting for you any more"
The queen knew she'd seen his face someplace before
And slowly she let him inside.

He said, "I've watched your palace up here on the hill
And I've wondered who's the woman for whom we all kill
But I am leaving tomorrow and you can do what you will
Only first I am asking you why."

Down in the long narrow hall he was led
Into her rooms with her tapestries red
And she never once took the crown from her head
She asked him there to sit down.

He said, "I see you now, and you are so very young
But I've seen more battles lost than I have battles won
And I've got this intuition, says it's all for your fun
And now will you tell me why?"

The young queen, she fixed him with an arrogant eye
She said, "You won't understand, and you may as well not try"
But her face was a child's, and he thought she would cry
But she closed herself up like a fan.

And she said, "I've swallowed a secret burning thread
It cuts me inside, and often I've bled"
He laid his hand then on top of her head
And he bowed her down to the ground.

" Tell me how hungry are you? How weak you must feel
As you are living here alone, and you are never revealed
But I won't march again on your battlefield"
And he took her to the window to see.

And the sun, it was gold, though the sky, it was gray
And she wanted more than she ever could say
But she knew how it frightened her, and she turned away
And would not look at his face again.

And he said, "I want to live as an honest man
To get all I deserve and to give all I can
And to love a young woman who I don't understand
Your highness, your ways are very strange."

But the crown, it had fallen, and she thought she would break
And she stood there, ashamed of the way her heart ached
She took him to the doorstep and she asked him to wait
She would only be a moment inside.

Out in the distance her order was heard
And the soldier was killed, still waiting for her word
And while the queen went on strangeling in the solitude she preferred
The battle continued on
(Suzanne Vega)

viernes, marzo 18, 2005

Ya está aquí la primavera

Y yo acabo de coger la gripe.

Al menos he terminado Mural.

Ay...

jueves, marzo 17, 2005

About Catullus

Odi et Amo. Quare id faciam, fortasse requires.
Nescio, sed fieri sentio et excrucior.
(CAtulo, Carmen 85)


Odio y amo. Por qué lo hago, quizá me preguntes.
Lo ignoro, pero lo siento ocurrir y abrasarme
.

Leído en el Undertow. Es bueno volver a visitar mis viejos lugares poco a poco, con los ojos a medio abrir.

miércoles, marzo 16, 2005

Vistas

Joao me sube a la cima de la Gran Montaña y me enseña el mundo. Y hoy me ha descubierto a Manuel Laranjeira.

Si alguno de los portugueses me hiciera llegar su Diario Íntimo, del que no hay ediciones en español, os lo agradecería muchísimo.

lunes, marzo 14, 2005

Los tests de Sarcasmo

Esta es la primera vez que pego una cosa de estas, pero me gusta que me identifiquen con la Lluvia, ahora que se va a ir de la ciudad (aunque sea una lluvia Shojo)

Rain
Your element is Rain: Sad, lonely, distant and unique. You are quite distant from emotion and people, but you have been made this way by one thing or another. You are truly unique yet fail to see it, and are quite creative be it in art, music, writing, ect.. You used to let people in now you don't even bother to try having been hurt so many times in the past. Your attitude is that you don't need anyone but yourself, people are just trouble waiting to happen. But you really do want to trust someone no matter if you see it or not, deep down your waiting for someone to come and set you free. This kind of depression can turn dangerous, don't let them get to you. Not everyone in the world will hurt you, humans are humans and are not perfect. So most likely sooner or later you'll meet someone who feels like you do and perhaps your shell will eventually disappear.

.:-|What is your true element?|-:. -With Anime Pictures and detailed answers-


(Cortesía de Sarcasmo)

domingo, marzo 13, 2005

If language were liquid
It would be rushing in
Instead here we are
In a silence more eloquent
Than any word could ever be

These words are too solid
They don't move fast enough
To catch the blur in the brain
That flies by and is gone
Gone
Gone
Gone

I'd like to meet you
In a timeless, placeless place
Somewhere out of context
And beyond all consequences

Let's go back to the building
(Words are too solid)
On Little West Twelfth
It is not far away
(They don't move fast enough)
And the river is there
And the sun and the spaces
Are all laying low
(To catch the blur in the brain)
And we'll sit in the silence
(That flies by and is)
That comes rushing in and is
Gone (Gone)
...


Just a kiss

Ayer fue mi primera salida en meses. Rb. decidió que no tenía que darle las gracias por llevarme al cine y conocer a sus amigos de la Universidad, y que el Arrebato me divertiría mucho. Tenía razón.

Me divertí, a pesar de todo. Aunque estuve toda la noche mirando detrás de mí, localizando la salida de emergencia más próxima por donde correr si les encontraba a la salida de La Vía o del Freeway. A pesar de que no dejé de mirar al patio de butacas hasta que Sólo un beso me atrapó del todo. Creo que Ken Loach ha descubierto por fin que escribir un final feliz de vez en cuando no es tan malo, después de todo. Qué hermosa historia. Qué apropiado sentir esperanza en el cine. Si tan sólo pudiera sentir la mitad de las emociones que sienten Cassim y Roisin, me daría por satisfecha en esta vida. Si no me sintiera tan sola, a pesar de que haya gente amable a mi alrededor.



Últimamente he recibido varias peticiones de tan sólo un beso. E. se desmorona. Su padre se muere sin quererle, porque un hijo gay parece menos cosa que un hijo, aunque sea inteligente, cariñoso y dulce como este. Le abrazo, le beso en la frente, y le digo que es muy valiente queriendo ser persona, no pertenecer a un selecto club para homosexuales, que tiene derecho a ser amado y respetado sólo porque existe... pero nadie se lo cree. Así que, incluso cuando creía que me sentía morir, tuve que aparentar que la Profe Blue Thing es fuerte y afectuosa. Ralph König me ayudó un poco.

M. me pide, desde el chat de los libros viajeros, que sea su amiga cuando todos sus amigos la han abandonado porque está castigada y no puede salir de juerga. Dice que soy simpática y que no me puedo ni imaginar por lo que está pasando. Tiene la misma edad que E. Le he dicho que sí, que cuente conmigo. ¿Qué otra cosa habría podido decirle?

Mientras dure este parpadeo, antes de saber si voy a despertar o a cerrar los ojos para siempre, le agradezco a Rb. que me haya sacado al aire. Es como soñar.

Me pregunto si hará bueno en Portland esta mañana.

viernes, marzo 11, 2005

Pilar se ha ido del país.

Creo que su dolor es el más sensato.

jueves, marzo 10, 2005

Quedan menos de cinco minutos para que este país mío se convierta en un delirio de lazos negros.

No quiero hacerlo como ellos. No quiero hacerlo a su ritmo. Pero no sé muy bien por qué, y eso me hace sentirme realmente mal.

"Pero el mundo ye per grande si ye grande el corazón"

Campo de Criptana

(c) Michael Kenna Photo Archive

Belleza traída por Augen hace tiempo, desde la lejana, lejana Portland.

martes, marzo 08, 2005

Hoy he decidido apagar la tele.

No quiero participar en los homenajes. Quiero recordar a mi manera. Sólo a mi manera. Esto no puedo llevarlo con nadie. No sé por qué, pero quiero sobrellevarlo sola.

Perdóname, Pilar.

sábado, marzo 05, 2005

Lazos negros

Todo el mundo está listo para la conmemoración. No sé por qué, no me atrevo a unirme a ellos.

Sigo recordando. Recuerdo. Recuerdo las lágrimas, el miedo. Recuerdo todos y cada uno de mis actos de ese día, de mis palabras. Recuerdo a Raphus en el mail, "llora conmigo, hermano". Recuerdo...

El día siguiente. La soledad bajo la lluvia. Mi decepción. Mi corazón. La manifestación me costó más de lo que creía: rompí con mi Maestro para asistir. El Budismo no entiende mucho de demostraciones. Estuve allí porque todos seguíamos vivos. Porque mi compañero seguía vivo, aunque fuera por casualidad.

Y ahora veo el rostro de Pilar. Miro alrededor, y no veo nada que celebrar. Aquello no nos ha hecho mejores. Como país, no dejamos de hacer chistes sobre nuestro Presidente ZP: le gritamos que se lleve las tropas, y ahora nos indignamos de la ruptura de relaciones con el sheriff de Texas. Y, como personas, no he visto a nadie a mi alrededor, a nadie, que haya aprendido a valorar lo que a mí, aquel día, me pareció más importante que la propia vida. Creo que ninguno de nosotros sepa amar. Seguimos prendidos a nuestros juguetes, a nuestras pequeñas miserias, seguimos siendo el juguete de los poderosos. Seguimos vacíos. Lo estábamos cuando decidimos que llovía demasiado para estar allí.

Yo estuve allí. Y eso no me ha hecho crecer. La muerte tan de cerca no me ha curado.

Pero recuerdo. Aunque no quiera recordar con los demás, yo recuerdo. Recuerdo.

Ada y Piera

(vuelvo a saltarme la ambientación de mi historia y escribo acompañada por el Alone in Kyoto de Air)

Ayer coincidieron en mi vida dos mujeres, Ada McGrath y Piera Sánchez Müller. Ada tiene la cara y la voz (la voz de su mente) de Holly Hunter. Hace más de diez años me enamoré por vez primera viéndola perdida en la playa, en el fin del mundo, hablando a través de su piano. Ayer por la mañana la llevé conmigo al trabajo; y la vi con los chicos en la playa, con la música atronando las paredes, llegando hasta la calle. Baines la miraba fascinado. Se estaba enamorando de ella. Y la mayoría de mis alumnos también. Tanto que el DVD ha empezado a circular y no podré traerlo de vuelta a casa todavía.


Por la noche, volví a encontrarme con Piera. Ella no lo sabe (ni tampoco la fabulosa actriz que le prestó su cuerpo), pero existe porque existe Ada MacGrath. Piera baila en su mundo de silencios con la misma elocuencia con que la otra diminuta muda llenaba la selva de música.


Todavía no estoy preparada para que un personaje mío despierte lo que la pianista de Jane Campion despertó en mí. Ayer, Piera se ganó un amable aplauso de unas 200 personas. Debería bastar para estar satisfecho, si alguna de ellas hubiera estado allí a través mío. Habría estado realmente bien conectar así.

que no pararé hasta tenerte
tenlo presente
pierdo las riendas de mi mente
al tenerte enfrente
que bajo tu mirada transparente
yo te encuentre
déjame saber qué es lo que sientes
mírame siempre
mírame, mírame siempre
mírame, mírame siempre
mírame, mírame siempre

jueves, marzo 03, 2005

Utópicos

Alguien leerá este post dos veces. Un pequeño brote de ansiedad escribió hace una hora lo que ha acabado por ser la última línea.

Me he dado una vuelta por el blog de rich. Hemos charlado un poco sobre nuestros saltos al vacío de hace un año, los precios que estamos pagando; de su cabello color naranja, del mío morado _lo de él fue idea suya, pero lo mío ha sido un instinto de Carmen hace menos de tres horas_. De por qué no volvemos al redil... Y lo cierto es que ni él ni yo tenemos mucha idea.


Tenemos 30 años, y no estamos haciendo lo que se supone que deberíamos. Hemos dejado de fingir que somos niños buenos, y hemos rechazado la esquizofrenia general de ser uno mismo sólo durante el fin de semana. Ahora estamos de verdad en el bando de los buenos. Él va a curar a la gente y yo les pongo The Wall. Pero lo estamos pagando. Y yo nunca podría haber pensado que el precio iba a ser tan caro.

Something just grabs you. And you don't know where it's coming from or what it is. And it pulls you down, dice él ["simplemente te hiere algo, y no sabes de dónde viene ni qué es. Y te derrumba"].

Somos utópicos. Esto es, pagamos el precio por ser nosotros. Y por lo tanto carecemos de lugar. Eso es lo que significa Utopía en griego: sin lugar.

¿Tendríamos que haber seguido en nuestras oficinas? ¿Eso nos habría hecho felices? ¿Encontraremos el lugar nosotros solos?

Something just grabs you.



No puedo escuchar Wish you were here. Sencillamente, no puedo.

miércoles, marzo 02, 2005

Bloggers célebres

Gracias al blog de Sarcasmo he sabido que Neil Gaiman escribe un blog. Me gusta el de Loreena MacKennitt, que comparte viajes y vistas a sus seguidores mientras esperamos que vuelva a tocar.

Pero con este he estado tentada de ponerlo en mis enlaces de visitas, bajo el link Neil. Sólo por epatar.

Esto empieza a afectarme...
Tres posts seguidos. Es lo que tienen los bipolos.

Me acuesto mecida por Aimée Mann, y su Pavlov's Bell.

(Pero que nadie me tome por una melómana: esto es cortesía del Bronze)

Oh, Mario,
Sit here by the window;
Stay here 'til we reach Idaho,
And when we go, hold my hand on take-off.
Tell me what I already know:

That we can't talk about it.
No, we can't talk about it.

Because nobody knows,
that's how I nearly fell,
trading clothes
and ringing Pavlov's Bell.
History shows
there's not a chance in hell.

But, oh, Mario, we're only to Ohio.
It's kinda getting harder to breathe.
I won't let it show,
I'm all about denial
But can't denial let me believe

That we could talk about it?
But we could talk about it

Because nobody knows,
that's how I nearly fell,
trading clothes
and ringing Pavlov's Bell.
History shows
but rarely shows it well.

Well, well, well

Oh, Mario, why if this is nothing,
I'm finding it's so hard to dismiss.
If you're what I need,
then only you can save me,
so come on baby give me the fix

and let's just talk about it.
I've got to talk about it.

Because nobody knows.
that's how I nearly fell,
trading clothes
and ringing Pavlov's Bell.
History shows
like it was show and tell

So tell me...
[...]

martes, marzo 01, 2005

More poetry for healing

Muerte en el olvido

Yo sé que existo
porque tú me imaginas.
Soy alto porque tú me crees
alto, y limpio porque tú me miras
con buenos ojos,
con mirada limpia.
Tu pensamiento me hace
inteligente, y en tu sencilla
ternura, yo soy también sencillo
y bondadoso.

Pero si tú me olvidas
quedaré muerto sin que nadie
lo sepa. Verán viva
mi carne, pero será de otro hombre
-oscuro, torpe, malo– el que la habita...
(Ángel González)


Leo, copio, pego, quito tags.

Publico, y respiro.

Y vuelvo a leer.
He traducido este poema para Hagfish. Poetry for healing, lo he dado en llamar.
DONDE HABITE EL OLVIDO

Donde habite el olvido,
En los vastos jardines sin aurora;
Donde yo sólo sea
Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

Donde mi nombre deje
Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
Donde el deseo no exista.

En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
No esconda como acero
En mi pecho su ala,
Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

Allí donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,
Sometiendo a otra vida su vida,
Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.

Donde penas y dichas no sean más que nombres,
Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
Disuelto en niebla, ausencia,
Ausencia leve como carne de niño.

Allá, allá lejos;
Donde habite el olvido.
(Luis Cernuda)


Mi favorito del grupo siempre ha sido Pedro Salinas, pero no me atrevería a traducirle al inglés.

La ciega guía a la ciega. Pero ambas todavía pueden leer :)

Volví al dojo

No golpees con tus manos, golpea con tus pies.
No golpees con tus pies, golpea con tu cadera.
No golpees con tu cadera, golpea con el corazón
.
Okuzono Kuniyoshi (8º Dan HANSHI)


Seguí el consejo de Tsunami y lo practiqué esta mañana en mi suburi.

Qué pasada.