viernes, diciembre 30, 2005

La Ley del Torbellino Absoluto

Se acaba un año raro.

Un año en el que he aprendido cosas, he vivido en la ruina miserable, he descubierto cuánto me gusta el kendo...

Y he decidido preparar de una puñetera vez la oposición.

Y he visto los ojos de Augen.

Y he salido de una secta.

No siento que este año acabe. Es como si continuara en el curso de un viaje que no ha temrminado.

sábado, diciembre 24, 2005

Y que Dios nos bendiga a todos

Ha pasado casi una semana desde la última vez que escribí aquí.

Y es que me encanta la Navidad, cosa rara últimamente. Me gusta el invierno, la cena, el campo, pasear a mis perros, los regalos, y pensar que hubo un tipo por ahí que nació para arreglar lo que le fallaba de este mundo. No fue el único, pero que todos nos acordemos de él una vez al año ya es algo como para tener esperanza.

No tengo demasiadas esperanzas, no obstante, para mí. Sigo sosteniendo que el demonio que llevo dentro nunca se irá.

Y, sin embargo, aún respiro por mí misma.

Recientemente descubrí que estaba en una secta peligrosa, dirigida por un guru de pacotilla que juega a ser Buda por el mero placer de tener seguidores (cosa que no ha conseguido en toda su vida de monje). Una frágil enferma mental ha sido, por lo que parece, la única en años que ha tenido valor para plantarle cara.

El martes cené con Ent y D´Artagnan, que están de visita en España. El jueves comí y merendé con un grupo de alumnos. Y esta mañana he tenido valor para contarles a mis instructores y sempai (incluido Alex-sempai, el pobre), que soy bipolar, y que por eso a veces no sigo el ritmo normal de las cosas.

Y he vuelto al Foro de Vida Independiente.

Creo que, mientras me quede tiempo, tendré algunas cosas que celebrar.

Feliz Noche.

sábado, diciembre 17, 2005

Felices Fiestas

Espero poder librarme de la cena de Navidad con los profesores. No me apetece una mierda cenar con mi jefa: M. ha empezado a llamarme "loca-del-güiski", y lo peor es que lo hace cariñosamente. Y el subnormal del director decidió retirar de mi pared este cartel por considerarlo ofensivo. Un jueves. El día que yo no voy a trabajar. Y a las seis de la tarde. Menos mal que su sobrina, a la sazón secretaria del turno de tarde, además de una vaga, es una bocazas de calibre 22.

Me pregunto si me habría disgustado menos que mi jefe me hubiera advertido de la supuesta ofensa. Me pregunto si me disgustaría menos tener un jefe déspota e ignorante que tener un jefe déspota, ignorante y cobarde.


Creo que ayer estaba guapa. Creía que estaba realmente guapa. Tanto como cualquiera de las chicas del dojo.

Parecía una persona normal.

Pero parece ser que no tengo derecho a estar en ese tipo de sitios.

Sé que Alex-sempai no sabe que estoy enferma (salvo Izaskun no lo sabe nadie, en realidad; aunque supongo que algo se huelen, por la forma en cómo me tratan por las mañanas). Sé que no tenía la menor intención de hacerme daño. Pero es kendoka _de modo que le excita la perspectiva de un buen combate_, y cazador _así que supongo que si el contrincante es más débil y se le puede matar, es más divertido para él_. Y si no es así, no entiendo qué puede tener de divertido dicutir con alguien que se está negando expresamente a la discusión, y que te asegura que no le está resultando agradable participar en ella.

Yo no le había hecho nada. Ni siquiera vamos a la misma clase. ¿Cómo pudo no ver que no estaba siendo divertido? Ni siquiera lo era para los que estaban a nuestro lado.

Empecé a llorar allí mismo, y, con mi habitual pericia para estas cosas, logré que la media hora que me quedaba de estar allí fuera un infierno sólo para mí misma. Nadie se dio cuenta. Tampoco cuando me marché. Siempre es igual. Yo vuelvo a la boca del infierno y el grupo de amigos entrañables de turno se ríe, mira para otro lado y sigue bebiendo.

Pero resulta que la culpa es mía, según Herberwest, por no ir a una terapia que no puedo permitirme pagar. Por no tomar unas pastillas que hace un mes que me permitieron dejar de tomar, aunque este gordo abúlico no se lo crea. Siempre es más fácil cazar que combatir: echándole la culpa a Bluething nos olvidamos de que cuando nos suplicó que la ayudáramos a aguantar la cena la obligamos a acudir sola para poder ver el Show de Cruz y Raya en la tele.

Pero ya he aprendido la lección. No va a haber una próxima cena. Ni más súplicas a Herberwest. Ni más correos de intercambio para hacer nuevos amigos. Ni más partidas de rol. Nada que a la larga pueda hacerme daño. Nunca volveré a Estados Unidos, ni trabajaré un año en Inglaterra, ni podré librarme de unos padres que me desprecian y se ríen de mi aspecto a carcajadas.

El demonio ha vencido. Pero ahora, al menos, nadie volverá a hacerme daño nunca más. Nunca, hasta que esto termine de una vez.


Ayer, mientras me arreglaba el pelo en el espejo, me vi reflejada como una mujer hermosa. Creí que podría pasármelo bien y pasar inadvertida entre mis compañeros. Y, en cierto modo, lo conseguí. Qué ironía.

viernes, diciembre 16, 2005

Y, súbitamente, zazen

Es muy tarde para hacer un recorrido exhaustivo por lo que ha sido mi retiro de hace una semana. Muy tarde y, además, tengo trabajo atrasado para resolver mañana.

Y además, ahora madrugo para hacer zazen.

Supongo que durante tiempo volveré sobre esos días a menudo. Han sido realmente reveladores para mí. Reveladores de lo que debe ser (y muchas veces no es) el Budismo; de cómo debemos mirar (y a menudo no miramos) la Vía.

O sea, llegué a la masía mirando así:


Sí, exacto. Sólo hay un Buda y el paisaje (precioso paisaje) ni se ve.

Qué foto más tonta, ¿verdad?


Eso ocurre cuando quieres convertirte en un iluminado, tomas por dogma lo que te enseñe cualquier monje y sigues los Sutras al pie de la letra. Ves a Buda y no ves lo que tienes a tu alrededor.


Dado que son las tantas de la noche, baste decir, por el momento, que mi último amanecer tomé otra foto de la ventana de la cocina. Antes de regresar, veía la foto de esta otra manera:

miércoles, diciembre 14, 2005

Antes de hablar del retiro

Claro, una vuelve a la ciudad, se encuentra con ESTO,
El latido del corazón de Juan Pablo II podría sonar en Navidad

VARSOVIA (AFP) - Un religioso polaco, muy conocido en su país por su trabajo con los jóvenes, pidió a la clínica romana Gemelli una grabación del latido del corazón del difunto papa Juan Pablo II para utilizarlo durante la misa del Gallo, el 24 de diciembre.
"Hemos iniciado las gestiones" para obtener estas grabaciones del latido, declaró el dominico Jan Gora, citado por el diario Glos Wielkopolski. "Durante años nuestros corazones latieron por él. Ahora vamos a escuchar de forma simbólica el latido de su corazón", añadió.

La grabación debería ser difundida durante el Agnus Dei en el transcurso de la misa del Gallo, en Lednica (sudeste de Polonia), donde se reúnen en verano miles de jóvenes polacos. Si no la consigue, el dominico espera difundir la grabación del latido del corazón de una persona cercana al Papa.

Interrogado por los corresponsales polacos en Roma, Nicola Cerbino, portavoz de la clínica Gemelli en la que Juan Pablo II fue hospitalizado antes de su muerte, el pasado 2 de abril, dijo ignorar si existía dicha grabación y subrayó que la decisión sobre su eventual utilización corresponde normalmente a la familia del difunto.


, y todavía pretenderéis que cuente algo sobre Budismo, ¿verdad?

lunes, diciembre 05, 2005

Profundizando en el conocimiento de la Fuerza

Este es mi último post en varios días. Salgo esta noche en autocar hacia Tarragona, a pasar cuatro días perdida en las montañas, en silencio, con mis maestros.

No adoraré a ningún dios... pues todavía no me ha sido revelada la existencia de ninguno. Pero si Él aparece, prometo postrarme ante Él/lla.

No llevaré a cabo ningún ritual, pues no lucharé contra ningún enemigo... salvo mi identidad manchada de confusión, codicia y aversión.

Sé que es difícil de entender para quienes leéis esto. Esta religión sin dios, este camino cuyo único fin es la eliminación del sufrimiento de todos los seres y una misma. Pero esto es lo que hay. Hasta que mi destino me sea revelado... respiraré en silencio, en las montañas.

Cuidaos.

Bienvenidos los que meditan en Shri Ri

Shri Ri, lugar hermoso de Jal,
Está lejano si rodeáis, pero cercano si os aproximáis.
Venid aquí, devotos fervientes y elegidos
Y todo aquel que desea dejar mundo y vida.

Aquí está la maravillosa tierra de Shri Ri,
Lejos de todo pueblo,
¡Más cercana al meditar y al logro!
¡Venid a Shri Ri, devotos fervientes y elegidos
Y todo aquel que desea dejar mundo y vida!

Aunque aquí el agua es escasa,
Son muchas las diosas.
¡Venid a Shri Ri, vosotros, discípulos
Fervientes y bien dotados!
Venid a Shri Ri de Jal, vosotros que repudiáis
Este mundo y esta vida.

Aquí está la maravillosa tierra de Shri Ri.
Es un lugar bendito, el palacio de Dem Chog.
¡El que dispensa logros y poderes!
¡Venid a Shri Ri, vosotros, devotos
Fervientes y bien dotados,
Los que repudian mundo y vida!


Esta es la tierra encantada de Shri Ri de Jal,
Donde moran los maravillosos hermanos guardianes,
¡Los que destruyen vuestros obstáculos y dificultades!
Venid a Shri Ri, vosotros, devotos fervientes y señalados
Y todos los que repudian mundo y vida.
Milarepa

jueves, diciembre 01, 2005

Jefa

Así me llamó C. cuando me pilló por el Messenger.
Jefa, vente conmigo y con unos cuantos del año pasado a ver Harry Potter y su puta madre en el trampolín de la muerte, que hace mucho que no te vemos.
Huelga decir que C. estudió conmigo el año pasado.

Estas cosas no me suben el sueldo, pero compensan bastantes cosas, ¿verdad?