viernes, octubre 10, 2008

Valenciaaaaa ♪♪ come mierda con paciencia ♪ sieres enfer momentaaaaal ♪♪♪♫

El Ayuntamiento de Valencia reclama más "concienciación" pública y "aceptación" de los problemas de salud mental

¡Mejor que Splunge, más freak que La Hora Chanante! ¡Menos pertinente que un peo en un ascensor de un Juzgado Provincial!

la concejala de Sanidad, Lourdes Bernal, recordó que la campaña de 2008 tiene como objetivo convertir la salud mental en una "prioridad global" [...]. Indicó que en España [...] el nueve por ciento de la población padece en la actualidad al menos un trastorno mental, que ocurre más a mujeres que a hombres y que se incrementan significativamente con la edad, con una estimación de que algo más del 15 por ciento lo padecerá a lo largo de su vida. "Estas cifras se incrementarán probablemente en el futuro", matizó.


¿No te jode?



Actualizado: Y el cachondeo sigue fino, amigos.


4 comentarios:

Kurtz dijo...

Perdona que me ría (el tema es absolutamente serio), pero me has recordado una canción que no me cansaba cantar de pequeño.
Y ahora me doy cuenta de que real era esa canción. En Valencia, todos comemos mierda. Y ya ves cómo estamos.
Saludos.

Small Blue Thing dijo...

No no, ríete a gusto. Si no hay mejor modo de rabiar que reirse.

Es como Madrid: se está yendo la vida de la gente al cuerno pero da lo mismo. Varios millones de moscas con derecho a voto no pueden equivocarse :D

Toni1004 dijo...

Muy visceral creo yo...por lo de las moscas ya sabes.

Small Blue Thing dijo...

Es posible, Toni. Pero tío, ponte en el lugar de los locos. De los PDF que no están recibiendo la Ley de Dependencia por vivir en Madrid. De los niños y niñas que tienen que ir por pelotas a un colegio que no les corresponde porque van a hacer un barrio nuevo y más fino al lado del suyo y hay que levantarlos a las 6 y media.

Puede que a algunos les vaya incluso bien, o muy bien, en esta circunstancia. Pero con todo eso hay motivos suficientes, me parece a mí, para pedir un cambio. Incluso si se es votante, simpatizante o militante del PP, hay otras opciones políticas dentro del mismo partido que tienen otra sensibilidad.