domingo, diciembre 28, 2008

Domingo Nui de los Inocentes 28-12-2008 III: Tipología del tocapelotas navideño

¿No lo han notado?

Es acercarse el Adviento (una estudió Derecho Canónico en Tercero de BUP, haganse cargo) y aparecen como setas. Ahora lo cool no es que no te guste la Navidad, que es algo tan lógico y comprensible como que te guste. El gafapastismo línea fundacional nos pide que la odiemos de forma original y lo proclamemos dando Las Tres Voces (por seguir con la terminología).

Y no es que los navideños profesionales lo pongan fácil, tampoco. Estos vendrían siendo los Tocapelotas de las Navidades versión 1.0. Esa clase de tipo que en Navidad hace estas cosas:




Con esta clase de gente pululando por ahí se le quitan a uno las ganas de echarse unos villancicos, intercambiar unos regalos con la familia, recordar que a pesar de todo les quieres mucho, y rememorar de paso a un Profeta, o incluso el mensaje de un tipo importante.

Luego está el tipo Tocapelotas 1.1, en la misma clasificación "Te Reviento las Fiestas porque yo lo valgo": el de la SGAE el creyente patrimonializador que dice
Ayudanos a recristianizar la Navidad
(reconozcamosles que este año los reposteros son más bonitos que los del año pasado)

como si la Navidad fuera patrimonio exclusivo y no la celebraran budistas, paganos y, mucho más directamente, musulmanes; o directamente muchos ateos. Son esos que te dicen con una risilla,
¿Y tú, si no eres creyente, por qué celebras la Navidad (jeje?

y que se merecen la respuesta de don Darth, pezón blanco fundador, disponible en la misma cita.


Pero mucho, mucho peor, y mucho más cansinos, son los Tocapelotas 2.0, en las siguientes tipologías:

El Guay

Un patético intento de recuperar sus mutuas glorias pasadas; un fallido refrito de chistes de Martes y Trece mal hilados y peor resueltos, doblajes chistosos de la era de El Informal con poca fortuna y menos gracia, alguna promo de la obra de teatro que representan actualmente Josema y Flo juntos y para de contar.

[...]Como me sentía culpable por no haber visto la tele ni en Nochebuena ni en Navidad, por haber estado disfrutando de maravillosa cena para dos -mi marido y yo- en un fabuloso restaurante barcelonés y haber pasado el día y la noche siguiente en el Gran Hotel La Florida sin encender la televisión, pensé, "Qué coño... tendría que ver alguno de los especiales de navidad". Así soy yo. Un profesional de lo mío, como Efrén para Sidra el Gaitero.
(Bob Pop, que por otra parte, en el segundo párrafo se supone que es crítico de TV)

La Navidad es de esas cosas que te asocializan si no te gusta o no sigues las tradiciones, o que te hace parecer una persona asquerosa.

- "¡Feliz Navidad!" ¡La de veces que nos dicen eso! Te llaman por teléfono y te felicitan la Navidad, te mandan mensajes que te desean pases una feliz Nochebuena, una feliz Navidad, felices fiestas... ¿y qué pasa el resto del año? ¿Es que el resto del año no deseais que seamos felices? ¿Y por qué tengo que ser feliz en Navidad, si yo no la celebro ya que soy atea? No celebramos nada, solo que es Navidad, pero ¿qué tiene de especial? ¿Las reuniones familiares y los regalos? ¿Y eso nos tiene que hacer feliz? [...]
- Cuidado. Responde a los mensajes que te lleguen al móvil, porque como no lo hagas, eres un/a asqueros@, y como encima digas que es que te parece algo hipócrita, la has cagado.
- Eso de no salir en Nochevieja está mal visto, si no lo haces, es que no tienes amigos ni te gusta divertirte, porque ¡oh! no hay otras formas de divertirte. Y no vale que te excuses diciendo que te parece una tontería gastarte una pasta en un vestido que vas a utilizar una sola vez, o gastarte 50 € en ir a un sitio al que puedes entrar cualquier otro día del año en que no haga tanto frío. Recuerda que te tienes que comprar ropa interior roja, ¿eh?. Como digas esto, te tachan de tacañ@ seguro.


El guay que usa Photoshop:


El Amargao:
Que asco de Navidad
Mensaje
Cada año que pasa me dá asco la navidad. No por el día en sí, sino por la actitud de lagente.
Aunque no se hablen, esos días todo el mundo, venga con :Felices Fiestas, feliz navidad y todos esos rollos. Pero cuando pasan esos días ya no hay amistad, ni nada; vuelta a la normalidad. Eso se llama HIPOCRESÍA. Menos navidad y mas amistad, paz, buenas relacciones todo el año, no solo unos días.

Aparte, parece que solo se come estos días y con los regalos lo mismo, todo el mundo a pagar todo mas caro porque hay que hacerlo estos días. Pues yo me niego
--------------
Re: Que asco de Navidad

es verdad xke tenemos ke llevarnos bien con personas ke odiamos ES TODO EL AÑO ke mierda dinero gastado
--------------
Re: Que asco de Navidad

Tienes razon las navidades son una mierda yo llevo 7 años sin hanlarme con un familiar mio y cada vez que es navidad me pongo cardiaco por que por desgracia tenemos que pasar las fiestas con el y en las campanadas me marcho del salon y me voy a mi cuarto para no desearle un feliz año. Y encima en la mesa siempre cuentan las mismas chorradas un año tras otro y no se puede fumar ni ver la tele mientras comes vaya asco.
--------------
Re: Que asco de Navidad

tienes razon es un asco,lo malo es que esto no acabara y el año que viene sera igual,que les den
--------------
Re: Que asco de Navidad

FELIZ NAVIDAD A TODOS!


El de la doble personalidad:

Carta de Jesús

Hola, te AMO mucho. Como sabrás, nos estamos acercando otra vez a la fecha en que festejan mi cumpleaños.
El año pasado hicieron una gran fiesta en mi honor. Creo que este año ocurrirá lo mismo. La verdad es que me parece que exageran, pero es agradable saber que por lo menos un día al año piensan en mí.
Esto ya me ha pasado otras veces, así que no me sorprendió. Aunque no me invitaron, se me ocurrió colarme sin hacer ruido ¿y si alguien se acordaba de mí? Entré y me quedé en un rincón. Ni se dieron cuenta que yo estaba allí.

Estaban todos bebiendo, riendo y pasándolo bien, cuando de pronto se presentó un hombre gordo vestido de rojo y con barba blanca postiza, gritando: ?jo, jo, jo? , parecía que había bebido más de la cuenta, pero se las arregló para avanzar a tropezones entre los presentes, mientras todos lo felicitaban.
Cuando se sentó en un gran sillón, todos los niños, emocionadísimos, se le acercaron corriendo y gritando: ¡Papá Noel! Como si él hubiese sido el homenajeado y toda la fiesta fuera en su honor!
Aguanté aquella ?fiesta? hasta donde pude, pero tuve que irme. Caminé por la calle, triste y solitario. Lo que más me asombra de cómo festejan mi cumpleaños, es que en vez de hacerme regalos a mí, se los obsequian unos a otros!
Una vez alguien me dijo: ?Es que tú no eres como los demás, a ti no se te ve nunca; ¿cómo es que te vamos a hacer regalos?? Ya te imaginaras lo que le respondí:
?Siempre he estado con ustedes. En la cara sucia de un chico de la calle, en la sonrisa de una anciana, en el paso lento y torpe de un anciano, en las lágrimas de una viuda??
YO siempre he dicho: ?Regala comida y ropa a los pobres, ayuda a los que lo necesiten. Ve a visitar a los huérfanos, a los enfermos y a los que están en prisión?.
?Escucha bien, todo lo que regales a tus semejantes para aliviar su necesidad, ¡lo contaré como si me lo hubieras dado a mí personalmente!? (Mateo 25:34-40).
Lamentablemente, cada año que pasa es peor. Llega mi cumpleaños y sólo piensan en las compras, en las fiestas y en las vacaciones y YO no cuento parar nada en todo esto.
Esto sucede, inclusive, en los templos. Y pensar que yo nací en un pesebre, rodeado de animales, porque no había más.
Me agradaría muchísimo más, nacer todos los días en el corazón de mis amigos y que me permitieran morar ahí para ayudarles cada día en todas sus dificultades, para que puedan palpar el gran AMOR que siento por todos; porque no se si lo sabes, pero hace cerca de dos mil años que entregué mi vida para salvarte de la muerte y mostrarte el gran AMOR que te tengo.
Por eso, lo único que te pido es que me dejes entrar en tu corazón. Llevo años tratando de entrar, pero hasta hoy no me has dejado. ?Mira, YO estoy a la puerta y llamo, si alguien escucha mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaremos juntos?. Confía en mí, abandónate a mí. Este será el mejor regalo que me puedas dar. Gracias.


Uno de mis favoritos es el que se acuerda de los pobres en Navidad:
Elevamos una plegaria a Dios todopoderoso por la VIDA de las personas que purgan CARCEL en Venezuela. Deploramos y rechazamos los atropellos, que padecieron o sufren nuestros compatriotas. Hoy se reviven los presos políticos de ayer; pero el Castro Comunismo confina a todo aquel, que desapruebe el régimen totalitario. Demandamos -por razones humanitarias- el establecimiento de una Ley de AMNISTIA, para los presos, perseguidos y exiliados políticos en nuestra Nación. En el marco del 60 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; Hugo Chávez Frías, tiene la mejor oportunidad y potestad, para deponer su actitud de CARCELERO-PRESIDENTE y suspender los BARROTES EN NAVIDAD.

Pablo, con mucha dificultad, logró convencer a la multitud de que no era un dios, sino un simple mortal. La actitud de Pablo deber ser la nuestra, la humildad. El sentido de la Navidad está en reconocernos lo que somos, hombres pobres necesitados de Dios. No somos dioses por más que sintamos la tentación de hacer las cosas por nosotros mismos sin mirar a Dios ni siquiera de reojo.

¿Cómo pasarán la Navidad los discapacitados?. Los que más tienen, ¿contribuyen lo suficiente para reducir la pobreza de estos?. Nuestros políticos, ¿son totalmente conscientes y predican con ejemplo para aplicar las medidas?. El Estado ¿se puede permitir tal diferencia entre pobreza y riqueza?. Nuestra economía ¿será capaz de soportar largos años el calentamiento por culpa de excesivos sueldos de políticos, altos funcionarios y clases ejecutivas de toda índole?.

No hace falta ir lejos para comprobar la miseria. En una sociedad tremendamente desigual como la nuestra, donde coexiste la pobreza de gravedad con la abundancia extrema. Es precisamente en los entrañables días navideños - paradójicamente en torno a quien nació en un pobre pesebre y predicó la humildad, la caridad y la austeridad- cuando los corazones se abren y enternecen, cuando se habla más de “los pobres”, pues durante el resto del año, al ritmo de estrés, apenas se nota.


Son de lo más entrañable, porque cuando pasa la Octava de Navidad (recuerden que yo, en Tercero de BUP...) recogen el Belén, el espumillón y los pobres, y hasta el año que viene.


Les dejo con otro de la clase guay. El Guay Artista:

6 comentarios:

Nia dijo...

¿y has conseguido hacer toooda la entrada sin que se te ponga mala sangre, que decía Mafalda? Qué paciencia, y qué sentido del humor.

Amir dijo...

Hola,

He recibido tu e-card. Muchas gracias!

Nuestras religiones no son tan diferentes: creemos en Dios y en paz y no nos gusta la violencia.

Felices fiestas, lo que celebrar.

Small Blue Thing dijo...

Y eso que no has abierto los links del tío gordo de rojo ;D

Oye, ¿te ha llegado mi tarjeta?

Ya Amir, mira en el post siguiente ;)

Rozonda dijo...

Como pagana tocaovarios que cuando le preguntan semejante memez contesta "porque ya la celebraban antes de que hubiera creyentes como tú, sorbehuevos" he de felictarte por el post. :D

Anónimo dijo...

Muy bonito tu papa noel. Si fuera algo referente al Islam ya estarías amenazada de muerte por divulgar esta imagen.
Por eso nadie os quiere

Small Blue Thing dijo...

Aprende a leer y vueve luego. Y si no te importa, hazte un nick, aunque no te registres, que así es más fácil distinguir a los trolls y hacer los domingos.