miércoles, marzo 18, 2009

"La gente quiere palmaditas en la espalda"

Hemos tenido dos clases de Master dedicadas al psicoanálisis para su aplicación en la creación de personajes.

Nos ha impartido un arquetipo andante: porteña, ashkenazi, freudiana y amante de Woody Allen. Las recomendaciones de lectura han sido más que interesantes, pero no había manera de que esta buena mujer se mojara.

- ¿Entonces, qué cura el psicoanalista?

- Nada, en realidad. El psicoanalista deja que el inconsciente hable y, con el tiempo, el paciente cambiará en su forma de ver las cosas.

No sé si a mi compañera le ayudó la respuesta. Yo pregunté cómo se lleva a cabo un diagnóstico (ya que especificábamos que no es lo mismo una neurosis que una psicosis). La ponente me "confesó" [sic] que no podía darme una respuesta certera, lo cual es, por otra parte, de agradecer.

Lo que me pareció directamente obsceno fue la alusión a la psicoterapia de otras escuelas:

- En estos tiempos que vivimos, de las soluciones fáciles, del todo rápido, es muy gratificante la psicología, la palmadita en la espalda y el sentirse bien.


Les conté a mis fascinados compañeros que muchos nos preguntamos qué sentido tiene la psicología, la medicina en general, si no es el bienestar del paciente. Qué sentido tiene, les decía, para las personas que se orinan, que no se pueden lavar sin ayuda, que no pueden respirar, que no pueden dejar de comer aunque empiecen a asaltar el congelador y atacar carne y pescado crudos, que se cortan en las manos, que fantasean con el suicidio, tirarse diez años psicoanalizándose a cien euros la sesión.

- Pero Blue, esas cosas no se van a curar en dos días.

- Ciertamente. Pero si no te queda paciente que tumbar en el diván, tú me dirás cómo lo hacen.


Les cuesta entender que la superación del trauma, para muchos de nosotros, puede ser algo secundario.

10 comentarios:

(*4*)trazos dijo...

Es curioso lo del psicoanálisis. Curioso y como para coger con pinzas. Varias cuestiones:

Al mediar una cuestión comercial (el paciente paga al psicoanalista por cada una de sus sesiones)¿no se establece una dependencia económica del segundo respecto del primero?, ¿no condiciona dicha dependencia la evolución en la curación del paciente?

El psicoanalista es una persona (ni mejor ni peor que el resto de las personas), con sus neuras, sus manías, sus cadaunadas y su canesú. Esto significa que la suya no es una perspectiva neutra del mundo, que mira desde un cristal de color y, a través de esa mirada sesgada, ve también, interpreta, dice a su paciente... ¿con ecuanimidad? No

Pequeño perdedor dijo...

Un amigo mío, psicólogo él, vomitaba pestes del psicoanálisis como medio terapeútico; decía que la ciencia psicológica moderna ha ido demsotrando que bastantes de sus postulads no funcionan. Lo mismo, pero con matices, me dijo otro amigo de la profesión, y un amigo y compañero de trabajo argentino.

Eso no quita que sea útil para construir personajes. Pero desde que me hablaron de él tan mal, desconfío de sus beneficios para la salud mental, al menos en su vertiente pura y de rígida ortodoxia freudiana.

Sota dijo...

Pero es que no hay que ir tan a fondo... En cualquier enfermedad somática, se han de tratar por una parte las causas y por otra los síntomas... Paracetamol para bajar la fiebre, y antibióticos para matar el bicho.

Evitadinamita dijo...

La psicóloga que imparte el curso al que voy, me analizó (con muy pocos datos aún, extremo que me hizo sospechar de imprudencia) y emitió un buen día el siguiente veredicto:
"Eres un reflejo evolucionado de tu madre" .-haciéndome que la viera más como a Rappel que como a una científica.
Y el remate: "Eres machista contigo misma"
¡Tócate los pies!
Por eso suscribo lo que dice (*4*) trazos.
Dudo de la eficacia de la psicología porque la ejercen personas,algunas de ellas de dudosa capacidad para la objetividad más elemental, entre otros motivos.
Por otro lado, la analogía infecciosa de maese Sota es perfecta para entender lo que es cada cosa.
Yo, que soy muy ingenua, diría que hay motivos interesados en los psicólogos que predican en contra de la farmacología o de la Psiquiatría que atiende prioritariamente los síntomas psicosomáticos.

Pequeño perdedor dijo...

El problema no es la psicología, Evita: el problema son algunos capullos que hay dentro de la profesión y que van de listos. No empezemos con conspiranoias de "motivos interesados contra la farmaclogía" ni confundamos a los psicólogos (la profesión) con los psicoanalistas (una escuela de pensamiento y de terapia, actualmente en descrédito).

Small Blue Thing dijo...

Me resulta curiosísimo que lo mismo que habéis comentado ayer lo hablé con los compas de Master durante la tarde, en el recreo de la siguiente clase. Tenían comprada y envuelta para regalo la máxima "claro, como en Matrix: la gente quiere una pastilla para estar bien y punto". ¿No te digo? Pues claro: si no fuera por las pirulas como para dormir, o levantarse, o respirar, o...

Les puse exactamente el mismo símil que Sota, pero con una aspirina.

Y, aunque yo no me atrevería a hablar de conspiraciones, sí es cierto que entre muchos psicólogos cunde esa idea de que la farmacología es para débiles, "para los que quieren autoengañarse", de hecho, me dijeron a mí una vez. Los cien euracos que cobra un psicoanalista, euro arriba euro abajo, por consulta.

Nia dijo...

Creo que el problema es la falta de desinformación unida al desinterés por entender los problemas de los demás. Lo que las feministas llaman "privilegios"; es decir, a una persona mentalmente sana de momento, sólo se le ocurre como ejemplo de enfermedad mental la temporada de depresión más o menos leve, la ansiedad, el estrés. Creen que la cosa es o eso, o la celda acolchada de las pelis.

A mí me impactó leer en El Acoso Moral de Marie-France Hirigoyen que se desaconsejaba el posicoanálisis como tratamiento a las personas que había sufrido maltrato o acoso porque reproducía aspectos de la misma agresión (la búsqueda de aprobación por parte de una persona que permanece distante, el autoexamen, etc).

Ajenjo dijo...

sobre tu entrada se me ha ocurrido ésto

Un beso

Small Blue Thing dijo...

Muy interesente, hermana. Y genial, la foto, oye.

Evitadinamita dijo...

Estoy deacuerdo, Pequeño perdedor. Tómate un momento para releer:
Dije que sospecho de los psicólogos que predican en contra de la farmacología. No hablaba en general.
Y dentro de los que predican, no sospecharía de aquellos que razonaran y dieran pruebas de que sin química es posible. Pero no abundan.
De todos modos también hay psiquiatras estúpidos, como Cabrera que habla de aferrarse a elementos religiosos en familias en las que ocurre una tragedia como la de Marta. Uy si me lo dice a mí...