domingo, abril 12, 2009

"¿Que has visto DragonBall Evolution?"

Pues sí. Yo quería echarme una alegría para el cuerpo en la forma de James Marsters en pantalla grande, y bueno, me eché media porque la vi en Ciudad Real doblada. Y no esperaba más, oigan. Aun así mereció la pena porque antes nos metimos un atracón de pasta con el Pequeño Perdedor muy gratificante.

Sólo voy a añadir un comentario a la descacharrante autopsia de P.p.: ¿por qué habla tanto esa gente?

DragonBall Involution
¿Podrán nuestros héroes reunir las siete bolas e invocar al dragón Shenron antes de que Piccolo convierta el planeta en un infierno terrenal? ¿Podrán plantar cara a su infernal sicario Gozaru cuando por fin aparezca? Pero más importante aún: ¿aguantará alguien en el cine lo suficiente para ver la respuesta a estas preguntas?






Os dejo con un vídeo de una peli mucho más digna. ¿Que no?


11 comentarios:

Sota dijo...

Oño!

Los musulmanes también hacéis penitencia en Pascua?

(es la única explicación que se me ocurre para que hayas ido a ver eso, la verdad...)

Small Blue Thing dijo...

Es la cuarta vez, literalmente, que me dicen eso hoy ;D

(en realidad tenía un motivo personal, que explico en el post, y otro conyugal)

amor y libertad dijo...

buena cosa saltarse un poco la seriedad, es sano

Small Blue Thing dijo...

Aquí nos la saltamos todos los domingos ;)

Fet dijo...

Lo que pasa es que sois unos exquisitos.

Small Blue Thing dijo...

Pues va a ser eso, porque nos metimos un cenorrio pal cuerpo antes de la leche.

Samu dijo...

A pesar de haber visto la copia chunga esa de 70 minutos que rula por la red, a la que le faltan unos 15 minutos y cientos de frames... yo me divertí... sabiendo que lo que rezumaba, rezumaba

:D

Small Blue Thing dijo...

A mí no me jodais: Ay Omá qué ojazos.

Pequeño perdedor dijo...

Argh, dichoso Rey Piccolo y su erotismo...

Poco después de psotear la crítica se me ocurrió otra gran pregunta: ¿por qué coño nadie más intenta pararle los pies a Piccolo?

Quiero decir... se supone que el mundo en el que se desarrolla la acción es bastante similar al nuestro, dejando de lado movidas como el uso del ki y los namekianos residentes en Sunnydale. Si el Rey Piccolo emplea en la búsqueda de las bolas la misma sutileza que demuestra en sus visitas al poblado campesino y a la choza de Gohan, ¿cómo coño es que ninguna agencia gubernamental o equivalente da aviso a sus respectivos ejércitos nacionales para que le intenten aplicar la ley antiterrorista? Eso no serviría para detenerle, qué duda cabe, pero sí que serviría para darle un poco de verismo al mundo, mostrar lo terriblemente poderoso que es Piccolo (y su Palacio de Opresión Móvil) y aumentar el coeficiente de acción del filme: requisitos todos ellos que, alomojó, elevarían la calidad de Dragonball Involution a "peli malísima, ¡pero lo que te ríes con ella!"

Small Blue Thing dijo...

y los namekianos residentes en Sunnydale.

Empiezo a tener visiones fatales con el Decano Quentin Travers haciendo malabares con las bolas de dragón durante el cambio de guardia en Buckingham Palace.


(a todo esto hoy no tenía clase y en la 2 han puesto Once More With Feeling... un plano hemos tardado mi santo y yo en exclamar a coro: ¡ahivá!", y darnos cuenta de que hemos visto esa serie demasiad... un mogollón de veces)

Samu dijo...

¡Película de culto!
Tiempo al tiempo!