viernes, agosto 14, 2009

Counting Down Ramadan 2009





Último viernes antes de Ramadan.

15 comentarios:

ZüberSanta dijo...

A mí me dejas ocho horas sin comer y teniendo que currar y le tiro un bocao al primero que me pase a un metro de distancia. Pero feliz entrada de Ramadán, en todo caso, y ya queda menos para la fiesta del azúcar...

Small Blue Thing dijo...

Siete días quedan: a según la luna, el 22 por la noche o el 21 por la noche.

Pues lo cierto es que el hambre al tercer día ni la notas: la sed un poco más.

(¿fiesta del azúcar?)

ZüberSanta dijo...

La fiesta esa del fin del Ramadán. Los turcos la llaman así, ¿ustés no?

Small Blue Thing dijo...

La verdad, nunca lo había oído: siempre había tomado el Eid Al Adha (la fiesta pequeña) como "el Eíd". Pero tiene su lógica, por los turrones, los regalos a los niños...

Small Blue Thing dijo...

Suele ser este un mes apreciado por mis amigos no musulmanes, porque hay comilonas en mi casa.

Fet dijo...

Con lo mala que es el hambre.

Fet dijo...

Y la azúcar.

Small Blue Thing dijo...

¡Pos tas quedao sin bollitos, hala!

Sota dijo...

Y a mi que cuando dices esas cosas me entran ganas de sacar la pata de jabugo y el lomo embuchao y ofrecerte...

Menos mal que luego me acuerdo de los pastelitos (groarfff...) y me muerdo la lengua.

(Captcha: mosessa. Mira lo que hace la cochina de tu hijaaaaaa!)

Small Blue Thing dijo...

Hombre, ofrece. Te diré que no, gracias (además, apenas como carne).

Yo ofrezco pastelitos igual.

Sota dijo...

Te diré que no, gracias

Uy, eso lo dices porque no me has visto a mi en plan mefistotélico incitando al pecado, al vicio y a la perversión...

Small Blue Thing dijo...

Ya, pero es que no me gusta. Dejé de comerlo mucho antes de entrar al Islam.

Emma Goldstein dijo...

Buf, allá por el año pasado en Inglaterra recuerdo el olor a comida más apetitosa que he olido en mi vida, y eran los aromas que salían de la cocina de los musulmanes de mi barrio en el ramadan.

tendré que encontrar recetas. pero no se de qué platos. Alguna recomendación?

Small Blue Thing dijo...

Algunas recetas de Ramadan están en este libro del Instituto Halal.

La harira es larga de hacer, pero nutritiva y deliciosa: los pasteles los compro hechos. Este año voy a atreverme con la pastila y gracias.

Si vives en Madrid, puedes sumarte al chorreo de amigos que vienen a cenar y cocinar en casa. Lo agradezco: mi comunidad vive en Córdoba y paso un Ramadan bastante solitario.

Emma Goldstein dijo...

Creo que me voy a animar con la harira, la vi hacer en un programa de cocina y me quedé con ganas de probarla. :) Gracias por la invitación, lástima que Madrid me quede lejos!