martes, agosto 04, 2009

La gente como yo da miedo

Y no, no se refieren a los dementes.

Alguna vez uno se plantea cambiar de bar. Hace 12 días yo dejé mi bar de los últimos cinco años en la Red (y casi fuera de la Red) cuando uno de mis amigotes (y, en este caso, ya se puede hablar de amigotes) me acusó, sin pestañear, de aplaudir y apoyar el asesinato de Theo Van Gog.

Lo dijo cuando le corregí que Ayaan Hirsi Ali viviera escondida y exiliada bajo amenazas de muerte. No le di los detalles: le dije que no vive amenazada, y que, como otros, es empleada del grupo Murdoch (otra movida por la que no podía ser diputada).

A lo mejor tenía que haberle dado los detalles y contarle que, al contrario que Van Gog o Salman Rushdie, Ayaan Hirsi Ali, como algunos otros, aprovechó el asesinato para medrar, lo que le valió que la mandaran a la santa calle cuando se destaparon las dos estafas, la de las supuestas amenazas y la de su condición de víctima del Islam, que también era falsa.


Su respuesta, con inmediato karma +8, fue "la gente como tú dais miedo".

Hoy acaban de decirme que otro de mis amigotes vomitó comentó a continuación abundando en la movida. No lo leí, masshAllah, aunque el tipo ya me dijo hace años que, si no me levanto cada mañana condenando explícitamente las lapidaciones en Irán _esas que fueron derogadas hace siete años_ no puedo llamarme a mí misma demócrata. Así que me imagino el tono de ese segundo comentario, y me supongo que también tendría karma para aburrir.

Perdonen el tono críptico de este post: ya sabemos que buena parte de las visitas que recibimos babean por encontrar pollos en los sitios de referencia de la izquierda, y no quiero darle titulares a Red Subnormal Liberal.


No encuentro otra manera de entender esto que, si no se disculpa públicamente por tamañana brutalidad, uno de los dos va sobrando en la barra. Pero la cosa es la que sigue: el fascista ignorante que me acusó de apología del terrorismo es un viejo amigo del dueño del bar. Aunque en el bar de marras me conocen. Personalmente. Físicamente. Desde hace casi seis años.

Y lo voy a repetir otra vez: me acusó de apología del terrorismo. Y le llovieron valoraciones positivas.


No me quedó cuerpo ni para despedirme. Tenía una cena, además, con varios Pezones, que alucinaron cuando se lo conté, aquella misma noche, y aproveché mis vacaciones para desaparecer. Tan enferma me puso que no me quedaron ganas de mencionar más el asunto hasta hoy.

A punto he estado de darme de baja de nuestra lista privada de correo (porque lo que me pide el cuerpo es, en mi calidad de Admin, pegarle un ban en el culo al tipo, y casi que no). Quiero decir, los chistes dejan de tener gracia cuando lo que se callan es así de repugnante.

Ahora, la que da miedo soy yo. Con dos cojones.

12 comentarios:

Sota dijo...

No vuelva a ese bar.

Si será por bares...

Small Blue Thing dijo...

Y amás amás, viene el Ramadán y los bares cierran ;D

ZüberSanta dijo...

A mí es que lo que me da miedo es la pluralización. Por eso no voy ya a los bares, porque en cuanto tomo un par de coñás me entran las meiosis y al final no sé para cuántos tengo que pedir el taxi...

Small Blue Thing dijo...

Ah, o sea que tú eres el blogger progre que escribe y comenta en su propio blog y monta pollos contra sí mismo... ;D

ZüberSanta dijo...

No lo descarto. La última vez que fui a un bar se volvieron dos taxis de vacío. A saber lo que andaremos haciendo por ahí esos dos...

Rozonda dijo...

Bares, que lugares pa encontrar gente de mierda ¬¬

Small Blue Thing dijo...

No sé, el bar y la parroquia en general están muy bien (¡pero que muy bien!). Es que fue muy gordo esto.

Rozonda dijo...

Si, si un bar puede estar mu bien, pero sempre se encuentra uno al consabido metepatas (beba o no beba)¬¬Tú has tenido la mala suerte d eque sea amigo del dueño, si no, yo te diría que siguieras yendo y pasaras del tipo...
(tengo que trabajarme los comentarios, porque ultimamente tos los toman por donde no es)

Pequeño perdedor dijo...

Mi misantropía acaba de recibir un buen argumento a favor. Ese jambo no dará miedo, pero sí que provoca ganas de vomitar. El muy imbécil, pontificando con la inmunidad diplomática de ser amigo del dueño del bar. Hay que joderse.

Ajenjo dijo...

O sea, un ventajista. Como dice Sota, será por bares ;)

Small Blue Thing dijo...

En este caso, habla como doctorsito. Pero si hablo de la prepotencia académica, también les doy alas a los fanáticos.

ostap dijo...

XD Quién lo iba a decir.