martes, septiembre 01, 2009

El Plural no se ha tomado la pastilla hoy

Leo hoy en El Plural, a medias entre el estupor y la derrota (será por el ayuno):

El trinomio se cumple con demasiada frecuencia : enfermedad sin tratar, brote psicótico y delito.
[...]
Me comentaba un día una diputada en relación a este tema, que nuestras leyes son excesivamente garantistas con las libertades; por eso me explico que en el Congreso se echara para atrás la propuesta de modificación del articulo antes mencionado, en que teóricamente "iba en contra de la libertad de estos enfermos”, al obligarlos fuera de su consentimiento tomar medicación. La libertad no nos olvidemos que tiene que cumplir un binomio, “ esta empieza donde terminan la de los demás”.

El autor de esta cosa, Joaquín Garrido Mena, continua loando a Vicente Magro y a los impulsores del TAI, y concluye preguntándose por qué el Director del Psiquiátrico Penitenciario de Fontcalent no puede obligar a los reclusos y reclusas a tomar medicación.

¡Porque no es psiquiatra, idiota!

¿Por qué nos cabrea el TAI? Es peligroso para el enfermo si, un poner, la medicación le ha afectado al hígado; y por eso un policía ni un juez pueden obligar la administración: otra cosa sería que el psiquiatra estuviera disponible, pero precisamente en Alicante, patria chica del TAI, es imposible.

Pero además, y además además, porque es mentira.

No hay policías suficientes en todo el Estado para perseguir diagnosticados cada día con un vasillo de pildoritas en la mano. No hay. Al contrario, sus familias van a llamar a la policía cada vez que tengan un problema y se van a encontrar con que ya no les atiende el SAMUR, y la policía tampoco.


Y lo peor es que el TAI tiene cada vez más adeptos entre la izquierda, preocupados por nosotros; que entre la derecha, que opta directamente por el encierro.

Que alguien le dé la pastilla a este hombre y cuando se calme se lo explicamos. Otra vez.




8 comentarios:

ZüberSanta dijo...

¿Y ya han hecho una lista de las patologías que van a judicializar y en qué grados y fases, o va a ser también asín a ojo? Hay que joderse.

Small Blue Thing dijo...

Hasta donde yo sé, Vicente Magro siempre ha hablado de la entelequia llamada "enfermos mentales". Supongo que si la cosa acaba aplicándose se hará registrar a los diagnosticados de esquizofrenia, paranoide o no, y bipolares.

Lo que me lleva a preguntarme, en casos como el mío en los que el diagnóstico lleva una década, ¿qué hacen con el Registro?

ZüberSanta dijo...

O sea, que no hay que contar con tratamiento involuntario judicializado de alchólicos, por ejemplo, porque no hay indicios que relacionen delitos violentos con las consecuencias del consumo habitual de alcohol y tal. O esos están sanos, lo que pasa es que les sienta mal beber más de la cuenta...

Small Blue Thing dijo...

Enefeto, enefeto. Enefeto a la parrilla.

Evitadinamita dijo...

Qué regla de tres tan estupenda la de Züber! Una analogía perfecta en este país de borrachos socialmente aceptados.

Nia dijo...

El trinomio se cumple con demasiada frecuencia : juventud, sexo masculino y delito.

Pues fíjate que no me veo yo a ningún partido político diseñando medidas de prevención que nos protejan de los hombres que ronden los 20 años.

Panda gilimbéciles....

Small Blue Thing dijo...

Es que el asunto tiene una vena perversa de la que no suelo hablar para ceñirle a lo estrictamente pragmático, pero ahí está:

Enfermedad + Delito

No contempla en ningún momento el binomio "enfermedad + suicidio", o "enfermedad + accidentes", o "enfermedad < curación". El TAI no se aplica sobre el paciente para garantizar su bienestar, sino para prevenir delitos.

Small Blue Thing dijo...

(perdón, quise decir "ceñirme")