miércoles, octubre 28, 2009

Ansiedad ♫ (de pegarte estacazos) ♫

Ayer me tuve que tomar un Dorken para poder salir de casa (y anda que no hacía).

Le decía a herberwest, y lo sostengo, que el Kendo es probablemente la actividad más dura a la que me enfrento en la vida. Cuatro años de ir, fundamentalmente, a recibir estacazos en la cabeza. Cuatro años donde ves a gente ir y venir, algunos durar menos de cinco meses, pero todos progresando rápidamente hasta que se cansan. Viendo cómo el personal pasa del chandal al kendogi y del kendogi al bogu, y en la alineación te vas quedando siempre atrás. Durante cuatro años vas a llevarte palos (sin contar las recaídas o el periodo de agorafobia brutal del año pasado). Vas a perder. Te vistes para perder. Entrenas para perder. Así que cuando la mente se pone en plan retorcido dice que a kendo vaya tu puta madre.

Desde que acabé la reescritura del dramazo, he tenido bastantes procesos de descontrol. Es normal: la documentación de algunas escenas o diálogos es este blog, blogs de amigos, o el recuerdo de experiencias propias. Una mierda, vamos. No es de extrañar que la traducción de la versión inglesa (que voy a poder hacer yo misma para la evaluación) me esté dando más pereza que la leche. Como para volver.

La cosa es que había faltado dos semanas al dojo porque, además, en Londres me luxé la muñeca y no quería jugármela y que me la inmovilizaran. Y ayer me entró un chungo tremebundo y me puse a hipar y dije que ni de coña, que no iba.

De un modo totalmente sorprendente accedí a tomarme el dorken, a vestirme, a coger la bolsa, a salir a la calle, a meterme en el taxi y a entrar.

Y qué gozada.

Nunca antes me habían felicitado después de un combate, y eso que ayer respiraba bastante mal. Jamás me había pasado.


En los buenos momentos, siempre he tenido la certeza de que el kendo me ayuda a poner las cosas en perspectiva. A sacarle valor a hacer las cosas, no al beneficio que traigan consigo. Pero ahora es que además, progreso.



13 comentarios:

Lordo dijo...

Enhorabuena, me ha encantado leerlo

Rozonda dijo...

Tiene usté dos ovarios y un palito, doña Blue ^^

Small Blue Thing dijo...

Gracias. Creo que es el primer post sobre kendo que no destila bilis (al menos, el primero en años).

En realidad tengo tres palitos: dos como este (muy parecidos al de Lordo), y otro como este.

Ajenjo dijo...

Pues con esos palitos, ¡cómo para meterse contigo! ;)Tiene alma guerrera.

Pilar dijo...

Jo! Rozonda es de traca. ¡Lo que me he reído! (después de retorcerme la neurona para comprenderlo)

Estoooo... SBT, me parece que vas por el camino de la iluminación. Constancia, constancia, el mejor día vas a emular a los de Matrix, y mientras, los demás, en el suelo, dándonos estacazos.

Por cierto, te veo en otras páginas que visito. ¿Recorres la blogosfera a la velocidad de la luz?

Small Blue Thing dijo...

Gracias :) Lo cierto es que tantas horas en la mesa, sin compañeros de trabajo, hacen que necesite realmente hablar con gente aunque estén por ahí.

Evitadinamita dijo...

Enhorabuena, Doña.

Fet dijo...

A por ellos, que son pocos y cobardes.

Gacela dijo...

Es genial cuando se te lee así, superándote a ti misma. Felicidades :-)

NecioAtalayo dijo...

Ánimo! es fácil decir te comprendo, pero dificil ponerse ne el lugar del otro. La sensibilidad extrema a veces juega malas pasadas. Sigue peleando..!

Rozonda dijo...

Pilar, si piensas que soy de traca, esperate a verme después de abusar del rioja... :P (si, una es borrachina, pero con clase )

Y ya me guardaré yo de discutir con la señá small, que con tantos palitos...:O

barbaria dijo...

... si es que cuando te pones...
glup!
ponerse de ponerse no de "ponerse"
...bueno, tú ya me entiendes.

sara dijo...

Hello there :)

You've been tagged ;)

http://soulheartmindbody.blogspot.com/2009/10/wishes.html

Have a blessed Friday :)