domingo, octubre 04, 2009



La reseca muerte no la encontró vacía y sola.

Buen viaje, Mercedes.

No hay comentarios: