jueves, octubre 08, 2009

Niños y niñas... ¡los pirulis!

Para quien no lo supiera o no pudiera verlo, se puede ver online el Documentos TV del lunes "Niños medicados".

Sus protagonistas son cuatro niños y niñas diagnosticados de Transtorno Bipolar (una de ellas con cuatro años).

Nunca he sido enemiga de la medicación psiquiátrica: sí de la ausencia de investigación en torno a esta, y del nulo cuidado que nadie pone en paliar los efectos secundarios (entre los cuales hay hasta brotes de neurosis diferentes).

Pero lo peor del documental, y lo que hace más que necesario verlo, es que no dedica ni un minuto no ya a la terapia (que tampoco), sino al acompañamiento de los críos. Empirulados hasta las orejas van creciendo mientras sus padres se desesperan por encontrar el cóctel correcto, les hacen resonancias magnéticas para ver qué área del cerebro está estropeada, o alguien aplica psicótropos a niños hiperactivos para prevenir la manifestación de un TLP o una hipomanía.

A ninguno, en ningún momento de la carrera por la curación, le enseñan a vivir con los delirios o las depresiones, a estudiar mejor, a jugar mejor, a aceptarse siquiera un poco.

No os lo perdais, porque tarde o temprano nos venderán la misma burra.

2 comentarios:

Pilar dijo...

Una de las cosas que me resultan más interesantes de tu blog, además, evidentemente, de los temas que escribes, es que dices que estás loca. Me interesa la posibilidad de conocer qué es la locura, de que me lo cuenten de primera mano y de saber lo común y lo diferente con la vida de los que no creemos que estamos locos ni tampoco un médico nos lo ha diagnosticado. No son circunloquios porque sí, realmente no sé en que consiste la normalidad, ni estoy muy segura de que exista, ni sé quien y dónde ha puesto las fronteras entre sanos y enfermos mentales. Me resulta evidente que hay dolores del alma muy grandes y otras cosas que nos afectan a las personas y que a veces nos resultan imposibles de manejar, dolencias que no se identifican inequívocamente con heridas del cuerpo, pero sigo sin saber en qué punto se puede decir “esto es locura”. En fin, bicheando por los enlaces que tienes ahí al lado, encontré que una bloguera habla de “personas diagnosticadas” y me parece lo más definitorio que conozco de los locos.

Además, acometes la tarea necesaria de visibilizar uno de los colectivos olvidados y sus demandas, para que el resto de los ciudadanos nos removamos y nos movamos.( ¿Pero la lucidez no es lo que falta a los locos? ¡Ay Dios! Que me lo explique alguien.)

En fin, no he podido ver el documental porque con el enlace sólo se me abre una presentación, pero con lo poco que he visto no puedo decir más que ¡mamá miedo!.

Un saludo, y lo dicho, que me encanta leerte.

Small Blue Thing dijo...

Gracias a ti, y me encanta que me leas, pero mucho más que leas los blogs que enlazo.

Tienes razón con el vídeo, sólo enlazaron la promo. Voy ahora mismo a arreglarlo.