miércoles, octubre 14, 2009

Se pilla antes un viral que a un cojo

Ando últimamente fascinada con El Aprendiz y Pekín Express. Alucino viendo cómo manejan las herramientas de la ficción con una maestría que ya la quisiera Aristóteles: tienen sus héroes, sus villanos, sus secundarios cómicos, sus tramas y subtramas _esa parejita que no tiene tanto interés en ganar el concurso como en descubrirse a sí mismos y superarse como seres humanos_.

De tal modo que decidí localizar a los topos. Esos que siempre se dice que andan por ahí.

Pues bien, miren al Villano Oficial de El Aprendiz. Ese que se han cargado de forma absurda (porque todo buen villano debe morir como Dior manda).



Y ahora miren su página de LinkedIn.

En efecto.

Editando porque no parece tan enefecto:

Pista número 1: Busquen perfiles de LinkedIn: casi todos tienen recomendaciones (menos mis contactos guionistas, que dicen que no saben para qué sirve :S

Pista número 2: La cosa de la imagen.

Pista número 3: Lean atentamente sus trabajos previos. ¿Ventas? ¿o imagen y publicidad?

Pista número 4: LinkedIn es una red social. Todos estamos en grupos, porque de esos grupos salen oportunidades profesionales. Miren sus grupos.

6 comentarios:

Anómalo dijo...

Er... no lo pillo.

Small Blue Thing dijo...

Mire bien ese perfil. ¿No le suena nada?

Anónimo dijo...

Todo sobre Pekin Express
www.blogpekinexpress2.com

Anónimo dijo...

pues yo tampoco lo pillo...

Sota dijo...

Que sea otro que no lo pilla...

Explíquese, jóvena!

Small Blue Thing dijo...

Vayanse todos a la mierda.

Y dicho esto:

¿Se han parado a comparar las fotos?
¿Se han parado a comparar con otros perfiles _vale, yo soy usuaria y es más fácil_?

¿No les resulta raro que en general, incluido otro concursante, los linkedines siempre pertenecen a grupos para tener contactos _va de eso_, recomendaciones de otros jefes o compañeros, y este no tenga nada?

¿Un supuesto tiburón de la empresa, que además se dedica al marketing, sin un solo comentario en el perfil?

¿Tantos trabajos y tanta leche y todos en la misma empresa, en la misma ciudad que Bassat&Ogylvi, y dedicada A LO MISMO?


Llamenlo paranoia, lo mismo me dijo el psiquiatra. Pero seguro que era por envidia o porque me quería clavar un puñal por la espalda.