miércoles, octubre 28, 2009

Tumbalalaika

Educar a un niño en el conocimiento doloroso de la historia de sus antepasados es muy recomendable; pero fomentar una rabia ciega hab lando de campos de concentración y encontrarle a esa cólera una instrumentalización en el terreno político contemporáneo es como arrastrar por el suelo el recuerdo de los muertos.



Joan Sfar, tan bello como la luna.


(más sobre klezmer, aquí, y en spotify)

No hay comentarios: