miércoles, diciembre 30, 2009

Pobres judíos

Vaya días de citas. Copio el comentario de Noel en el pestilente, vergonzoso, infame y falsario artículo que Público ha cedido a Raphael Schultz, embajador del Estado de Israel.

Es dificil, por no decir imposible, el intercmabio de argumentos y de ideas y hasta de sentimientos, entre un judío español o más propiamente un español de origen judío y un sabra. Y las razones son múltiples, pero una, es que yo, por cultura, por vivencias además de por convicción, no me siento identificado con el Estado de Israel y todo lo que representa. Por lo tanto, aunque trato de entender algunos de los argumentos vertidos por el señor Schultz, estos se me aparecen una vez más laso razones nacionalistas de siempre. Yo creo más en el judío multicultural y en el ciudadano del mundo, en la desaparición progresiva de las nacionalidades, aunque las hoy llamadas naciones conserven las tradiciones culturales propias, que en general aportan riqueza al acervo cultural de la Humanidad. Es cierto que el judío como minoría étnica ha sido perseguido en determinadas épocas y países por su origen, pero eso ha ocurrido con casi todas las minorías e.g. armenios, kurdos etc… Pero no es menos cierto, que el judío ha ocupado un lugar preeminente en todas los países y culturas, cuando se ha integrado y ha compartido los objetivos de estos, y de manera destacada en Alemania y Francia, también hoy en Estados Unidos. Integración no implica desaparición o dilución, pues ninguna nación moderna y por tanto laica, exige a sus ciudadanos la praxis de ninguna religión. Por lo tanto no confundamos judío con nacionalidad y si se quiere hacer así, que es como lo hace el señor embajador de Israel, no confundamos entonces israelí con judío. Es decir, el embajador parece querer convertir a Israel en la nación de todos los judíos y aquí se equivoca. Israel es la nación de todos aquellos que la aceptan como tal. Nada más. Somos muchos los ciudadanos de origen judío que no nos sentimos israelíes en modo alguno y que en modo alguno compartimos las actuaciones del Estado israelí contra los palestinos y los árabes en general. Y para terminar y del mismo modo que Abraham Serfati y el consejero de Mohamed VI, Azulay, se declaran marroquíes sin adjetivos o atributos adicionales que nadie les pide, yo soy español y así me declaro ya que insisto nadie me pide, que sea además católico o judío o musulmán.


La columna lateral de este blog tiene un banner para hacer donaciones al hospital psiquiátrico de Gaza y su programa de salud mental integral. Ajenjo da una explicación de por qué donarles a ellos en concreto.

Photobucket

2 comentarios:

Ajenjo dijo...

Completamente deacuerdo con Noel. No he leído el artículo de Schulz, y me parece que... no lo haré. No hoy. Un beso

Small Blue Thing dijo...

Había otro comentario más abajo, de otro judío sefardí, que aclaraba (manda cojones, a estas alturas) que en Oriente Medio sólo hay dos Estdos confesionales: Israel e Irán. Tres, sin incluimos a Yemen. Pero pa qué.