sábado, enero 02, 2010

¿Dónde lo pongo? ¿O no lo pongo?

Uno no puede escribir cualquier guión: te dicen que pontencies tus puntos fuertes, hagas lo que los gurús andan llamando selfbranding y generes especie de marca personal que te haga diferente.

Eso, cuando trabajas.

Para poder seleccionar trabajos tenía primero que tener trabajos, así que durante todo 2009 me estuve dedicando a buscarlos, con los lamentables resultados que ya conocéis (que te echen de un proyecto será malo, pero que se caiga el proyecto antes de poder echarte es mucho, mucho peor), pero con los trabajos en marcha que también conoceis.

Uno, del que apenas he hablado, y en el que llevo como tres meses, es malo. Malo de pezones. Malo con avaricia. Malo definitivamente. Tan malo, que seguro que acaba en la tele.

La cosa es que los dos jefazos me han concedido crédito en el piloto, lo cual es de agradecer, porque a pesar de todo llegué la última, y en todo el piloto no hay más que un gag mío _y ya tiene narices: el panorama está en tal precariedad que cuando te encuentras esto, vas y lo agradeces_. No me sobran cosas que enseñar. Y tiene el valor añadido de ser comedia gruesa (obesa) de tíos, el tipo de género que ningún productor confiaría, de entrada, a una treintañera gruesa (obesa) con hijab.

Pero es que es muy malo.

De modo que el otro día pregunté en Twitter a ver qué me aconsejaba gente con más que enseñar, más experiencia y más sabiduría que yo.


dhalcojor me animó a ponerlo, según el trabajo para el que optara. En realidad por eso lo tengo _sin enlace_ ya en Linkedin y en mi perfil de FilMuTea: así puedo decir que ya he trabajado en un equipo de guionistas, al menos. En realidad, me preocupa más el no-portfolio que me he hecho en tumblr. El cachondo de Anómalo me decía más o menos lo mismo: "fijese que yo pongo hasta que hago un blog de tele". Claro, pero si este producto fuera equiparable al mejor blog de TV de la prensa española, no estaría lanzando preguntas.

carloszgz74 también me sugería añadirlo al no-portfolio. "Igual les parece que eres una persona flexible", y por ahí va el tema: soy un catálogo de minorías. Escribo cosas en torno a ellas, pero no exclusivamente sobre ellas, y de ninguna manera en el sentido en que se suele hacer. Vamos, que si no me pongo las pilas, puedo pasarme la vida profesional atendiendo encargos sobre burkas, mujeres afganas, negritos, superación personal, integración, ablaciones de clítoris y barreras. Agradezco a Nia los ánimos, pero preferiría tener algo más que ofrecer. Incluso pensando en eliminar prejuicios.

Entre los detractores de la idea, cvelasco, que sostenía que ni de coña lo pusiera. Y JavierYohn, que matizaba a ver cómo llenaba el vacío de tiempo (lo cual nos retrotrae a las parrafadas de arriba).

De momento no lo he puesto en el Tumblr, a la espera de ver si con el desarrollo, el producto remonta (o intervengo de forma permanente, lo que antes pase), pero sí en el CV en papel. Los que ya sabéis de qué va la vaina podéis seguir aconsejándome entre tanto. Este post también tiene como fin darles las gracias a los tuiteros por los consejos.

No hay comentarios: