miércoles, marzo 03, 2010

Cuánto te quiero

Últimamente me enfrento con asiduidad a muestras de cariño inusitadas. El hecho de que escriba menos por aquí se debe a que tengo que escribir sin parar (a ver si a final de año puedo estar cobrando sin parar también), pero no a que haya dejado ni el blog, ni de pertenecer a los grupos de debate habituales. Es más, ahora asomo más la cabeza.

Y en algunos me voy encontrando con esa clase de respuestas del ambiente político que me hacen echar espumarajos de colores por la boca. Ay, la frivolidad. Ay, la industria. Ay, la tele. Esas cosas malignas del cine o el entretenimiento. Esas cosas al servicio del Sistema.

- En realidad, al final estais vendiendo cosas, pequeña Blue.

- ¡Qué graciosa estás con tu pañuelito!

- ¡Cómo me reí con tu charla sobre el estigma social!

- Uy, yo no te puedo ayudar: ¡ni siquiera tengo televisión! [dicho días después de solicitarme un proyecto]

- Pero, o sea, yo aquí trayendo a mujeres pobres... ¡y tú hablando de moda y chistes!

- En realidad, a mí es que todo eso no me interesa para nada...

- Lo siento: no eres representativa.

- Si yo entiendo que seas musulmana a tu manera.


Y la mejor:

- ¡Qué gracioso es tu blog!

Todas estas personas me quieren mucho. En serio. Soy la pequeña Blue, a veces Bluíta. Que está a eso del cine y a sus cosas. O que le van esas cosas de los moros y tal, a su manera.

Me abrazan cuando me ven. Ríen mi sarcasmo como inocentes bromas de prima retrasada. En serio, me quieren. Pero no me respetan en absoluto.

Así que pueden meterse su cariño por el culo, de verdad.


5 comentarios:

Rozonda dijo...

Huy, de qué me suena a mí eso...
Ah sí, de toda mi puñetera vida ¬¬

Nia dijo...

Es la putada de ser una persona pensante. Si tuviéramos un carnet que dijera qué listillo de turno piensa por nosotros, pues el resto de la sociedad sabría a qué atenerse. Si es que no haces más que enredar y confundir, y claro, la defensa es decir que eres "graciosa". Menos cuando saltes, entonces lo que pasa es que no tienes sentido del humor.

Cagontó. Sobre todo en los que te tienen ese cariño.

Grénmabar dijo...

Cositazul, son suspiros de mediocridad. La gente que nos rodea, incluidos nosotros, tenemos estas cosas en ocasiones.

¿Quieres una piruleta? ^^

Small Blue Thing dijo...

No sé, Grenmábar. No quiero llamar mediocre a nadie, seguro que cualquiera es mucho más brillante que yo. No quiero cera :P Pero lo que sí quiero, sobre todo porque escribí ese post pensando en gente que me pide colaboraciones, o trabajos, es respeto. Que te tengan mucho cariño pero no te respeten nada es penilla, no es cariño.

Gracias por la piruleta :)

Grénmabar dijo...

No digo que sean mediocres, digo que a veces suspiran mediocridad; me incluyo, ya sea por ignorancia o por desidia.

De nada ^^.