viernes, marzo 19, 2010

Otra gilipollez

No voy a hacerle link a Noalcierredewebs, porque estoy técnicamente lo que viene siendo hasta el coño de campañas en la Red que no firma nadie ni nadie promueve ni nadie da el jeto. La Ministra Sinde habrá cometido errores, pero ella, al menos, pone la cara y la firma.

Dicho esto, no me hace ninguna gracia que se apruebe el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible sin tocarle ni una coma a la disposición segunda (sí, esa, la de las webs).Lo cuenta JRMora, aquí lo conté yo en su momento; y aquí, más importante, lo cuenta muy bien José Esteban Mucientes, a quien tengo el honor de seguir y ser seguida por él en Twitter:

Sin embargo, puede que la semillita sea buena y deseada y Papá y Mamá decidan llevarla a buen puerto. Entonces, claro, la semillita crece dentro de Mamá convirtiéndose primero en una florecilla, en un Proyecto. Esta florecilla olerá mejor o peor, igual no huele, pero poco a poco se va transformando en algo diferente.

Y claro, una vez que esa semillita es buena y llega al final de su gestación, pues obtenemos el fruto, un pequeño bebito, que es Ley. Ley se desarrollará luego, con sus fases del crecimiento y complementos, pero eso para otro día.

Fijaos qué cosas, de una semillita hemos pasado por una linda flor, y finalmente hemos obtenido un fruto. Y los frutos también se obtienen del trabajo.

El trabajo de todo un gobierno que ha ido aportando todo su ADN para que salgan cosas. Y habrá cosas que serán buenas o malas. Mejores o peores. E incluso habrá cosas que serán desechables.

Con esta parábola currada cayéndome de sueño (no me pidáis mucho) quiero tirar el guante a la gente que ayer decidió levantarse de la mesa en la reunión con la ministra Sinde. Estamos en la primera fase de la tramitación de una Ley. Ni siquiera ha sido aprobada en el Consejo de Ministros. Y ahora viene lo bueno: la discusión en las Cortes.

Y para quien no crea que esto es así y que la Ley ya está aprobada, os dejo el Capítulo Segundo del Título III de la Constitución. De nuestra Carta Magna. La que votaron millones de españoles hace 31 añitos. La que deberían recordar los grupos de presión que han colado la Disposición Final Primera en el Anteproyecto (en la semillita), de la ministra que antepuso agenda ya concertada a una reunión que podría haber sido más histórica de lo que fue y a la de los que iban de representantes pero no habían sido elegidos por nadie.

¿Vale?



2 comentarios:

Javier Meléndez dijo...

Small Blue, no pagues las tasas por cada modificación. ¿Conoces SAFE CREATIVE? Es un mecanismo de protección válido. Lo consulté con un prestigioso abogado que estuvo en Sevilla en una conferencia sobre Propiedad Intelectual.

Lo que comentas en el post de referencia: la desaparición de la Propiedad Intelectual, no llegará a suceder. España, quiera o no, está sujeta a convenios internacionales sobre la materia.

Small Blue Thing dijo...

Sí, gracias, lo vengo usando desde que lo dio a conocer en su blog el Guionista con Rayban.

Si yo estoy de acuerdo en que la gestión de la Propiedad Intelectual y los derechos devengados tiene que agilizarse y hacerse más justa para todos, que no es de recibo que si haces un festival benéfico y tienes un papelito firmado por el autor tengas que pagar la cuota y luego te lo devuelva la gestora, que es un coñazo.

Pero ¿entiende la gente la diferencia entre eso y Propiedad Intelectual a secas?