lunes, abril 05, 2010

Anteriormente en "Ten cuidado con lo que deseas"...

Peazo Semana Santa que me he pasado.

Después de muchos mails, unas cuantas llamadas de teléfono, y mucho, mucho lloriquear a todas horas por los rinconeh, el miércoles santo me solicitaron una prueba de guión. El público que buscan y los niveles de abstracción que requiere el producto ya eran suficientes para tenerme entretenida un rato, ya. Pero además, mi condición de muerta de hambre que sólo ha hecho antes una prueba de guión en su vida le ponían a la cosa mucha más emoción (aquella prueba la pasé, pero era de diálogos y para género costumbrista).

Así que en los últimos cuatro días he hecho pocas cosas más que escribir: un potaje de bacalao, una barra de torrijas, y una lavadora. Y celebrar el cumpleaños de Herberwest de la forma más vergonzante y cutre, por la que espero compensarle cuanto antes.

Acabo de enviar la prueba. En realidad, aunque no me seleccionen, creo que esto ha sido positivo sí o sí. Ahora espero que llegue pronto algún puente que pueda calificar de tal. Porfa.


No hay comentarios: