martes, abril 20, 2010

"Esto se va a retrasar"

Una de las cosas que peor llevo son los retrasos. Cuando trabajas en el submundo del guión, en educativos, textos para agencias, monologuillos, cortos, más cortos, series online (¡el nuevo fanzine, el nuevo blog, el nuevo cool-amateur, amigos!), lo haces porque tienes muy poco que enseñar. Cuando te llaman para una prueba de guión lo importante va a ser cómo hagas la prueba, pero para que puedas hacer la prueba necesitan saber quién eres. Y quién eres significa que necesitan saber qué y cómo escribes. Un premio de 2003 no vale nada en 2010, y uno de 2006, pues casi nada. Esto es así.

Los tres proyectos en los que me metí de gratis entre 2009 y 2010 tienen que ver con esta necesidad. También tiene que ver con la salud mental: por mucho que escribas proyectos propios, el paro, en este nivel profesional, te vuelve loco; lo he visto en compañeros y procuro que no me pase.

Todo esto no quiere decir que no lo hagas lo mejor posible. Aunque sólo sea por llegar a las 1000 primeras páginas. O porque eso es lo que somos los guionistas, gente que escribe para otro lo mejor que sabe.

Y en estas oyes LA FRASE:

- Esto se va a retrasar un poco.


A todo esto, la oyes porque has llamado o has enviado un mail o has preguntado qué carajo pasa con el corto o con la webcast. Porque la putada es que los guionistas llegamos los primeros y nos solemos ir también los primeros, y ahí se queda el resto grabando y montando y sacando el tema. Cuando llegan esos retrasos, no los retrasos normales en este tipo de procesos, sino retrasos de varios meses, no te avisa nadie. Y te hablan en futuro DESPUÉS de que se haya producido el retraso.

Es decir, que si esperaba noticias para enero y llamo en abril preguntando qué rayos pasa, me responderán:

- Pues creemos que se va a retrasar.


¡Pero qué pezones se va a retrasar, si ya se ha retrasado! ¡Por qué te crees que te llamo! ¿Y quién es el sujeto? ¿Quién es el nosotros de "creemos", si en todo este tiempo sólo has hablado con el director? ¿eh?

En el caso concreto que describo, el "nosotros" son los amigos del director. Uno le va a hacer (nótense los futuros de proximidad) la música, otro le va a hacer una web (WTF!!!!), otro le va a buscar alguien que le va a hacer no sé qué diseño.


Otras veces el productor o el creador o el agente o quien rayos lleve la responsabilidad del tema quiere hacerlo tan bien tan bien que al final se le va el calendario. En este segundo caso, no se puede sospechar de desinfle de ánimo o de vagancia, sino más bien lo contrario, pero el resultado es el mismo.

En ambos casos, no hay mucho que rascar. Seguir buscando dónde escribir, a ser posible cobrando, y mientras llega, esperar que lo que has hecho salga por fin, aunque sea tarde; y que puedas decir que lo has escrito tú y no Alan Smithee, porque después de cinco o seis meses sin contacto alguno (más que llamar cada dos o tres semanas y que te digan que están en ello), puede que no reconozcas el guión. O que luego salgas en los Agradecimientos junto al tío que les prestó la moto para "ese plano". O que, hecho tarde y mal, casi mejor que no lo pongas en la demo y, cuando te pregunten qué hiciste en 2009, digas que estuviste de voluntaria en Kuala Lumpur.

3 comentarios:

Fernando Hugo Rodrigo dijo...

La verdad es que mejor son todas esas estrategias que mencionas de "supervivencia" que la desesperación a la que te lleva el paro.

Lo de "se va a retrasar" fastidia, pero lo de que de pronto nadie llame, nadie escriba, y te veas en el limbo... No se lo recomiendo a nadie.

Todavía me duele recordar esa etapa, que, por cierto, luego te hace convertirte en un servil (todavía más, y eso que los guionistas ya lo somos bastante, por narices) empleado ejemplar que nunca se queja.

En fin, menos mal que en los blogs de la gente que se dedica a esto, uno encuentra una cierta camaradería. ¡No estamos solos!

Small Blue Thing dijo...

¡Hombre, qué honrada de que pases por aquí!

De verdad, muchas gracias por los ánimos. Y muchas gracias por considerarme tu igual, o tu compañera ;)

Fernando Hugo Rodrigo dijo...

Es que si no nos animamos nosotros, los de "la profesión", ya me dirás tú quién. Pero no entiendo: ¿y por qué no te iba a considerar mi igual?

Chiquilla, si aquí todos somos iguales, "intentos" de guionistas profesionales.

A ver si es que me has confundido con otra persona. Jajaja