viernes, abril 09, 2010

Me he quedado con tu cara

Bismillah ar Rahman ir Rahim

Tengo pendientes dos posts de viernes, uno desde hace dos semanas y otro que va a inaugurar una serie de varios sobre moda. El primero no tiene nada que ver con el segundo, y de hecho querría haberlo publicado hoy.

Pero acabo de llegar a casa después de estar todo el santo día (oh, ingenio!) por ahí, y quiero enviar un mensaje fraterno al tonto de las narices (o a la tonta de las narices, que me lo estoy viendo venir), que ha decidido cerrar con llave la puerta que separa la escalera exterior de las mujeres del vestíbulo principal de la Mezquita de la M30.

Porque me parece maravilloso que mis hermanas que así lo deseen puedan tener su propio vestíbulo, su propia escalera y su propio espacio para subir al oratorio. De verdad, lo celebro y lucharé por ver cumplido su derecho.

Pero es que a mí no me da la gana utilizarlo. Y eso no me convierte en una mujer deshonesta. Me convierte en una musulmana creyente y practicante que quiere acompañar a su marido, tomar un té antes de la hora de la Jumma o leer el tablón de anuncios o dar limosna o mirar el patio.

O (y aquí viene lo de tont@) subir a la primera planta a por el traductor de la jutba. PARA LO CUAL UTILIZARÉ EL VESTÍBULO PRINCIPAL, Y ESO NO SIGNIFICA QUE NO RESPETE LOS ESPACIOS. Porque ARRIBA, PUEDO IR AL ORATORIO DESDE LOS ESPCIOS COMUNES. ¡¡¡Y NO PASA NADA!!!

Y si después de, como hoy, mirar el tablón de anuncios y congratularme de ver el nombre del Sheij Moneir (ejem), quiero subir por la escalera más cercana, NO ENTIENDO por qué se cierrra con llave la puerta. NINGÚN HOMBRE QUE VAYA A LA MEZQUITA UTILIZARÁ ESA PUERTA. Como ningún señor en sus cabales entraría en el baño de mujeres en un sitio público.

Un poco de sentido común, por favor.


8 comentarios:

Pequeño perdedor dijo...

Y seguro que quien sea responsable de eso defenderá su actuación con mezcla de apego de burócrata a la letra de las reglas, sean cuales sean, y engreimiento de idiota-con-gorra-de-plato-que-se-cree-cabeza-de-un-imperio.

Lordo dijo...

En la mezquita de Ciaño, la primera de Asturias, pese al empeño de los fundadores por el rezo conjunto las mujeres no españolas de origen quisieron estar separadas ¿cuál es el caso de la M30?

Small en el ordenata consorte dijo...

En la M30 el rezo es separado, pero las conferencias, la biblioteca e incluso el colegio saudí, que comparte edificio, son conjuntas. Pero es un tema muy complejo, ¿eh? Para entenderlo hay que haber estado en una mezquita con las chicas.

Intentaré explicarme: yo, que rezo en conjunto muy a menudo... yo, que dirijo la oración en mi hogar porque soy la veterana, defiendo que exista un espacio propio para las mujeres y creo que es incluso saludable: lactancia, marujeos, intimidad. Rezo más a gusto entre mujeres que en conjunto, si os soy sincera.

En el caso de las mujeres árabes, ellas lo necesitan. Y ellos también, ojo: la mezquita tiene una función social desde su concepción, no es necesaria para rezar sino para reunirse. En la mezquita se habla, se estudia y se come.

Y por lo mismo, defiendo que aquellas que van a la mezquita con mayor recogimiento puedan gozar de ese espacio desde la misma puerta de la calle.

Pero es que siempre tiene que pasar lo mismo, copón: que cada vez que ellas alcanzan un derecho merman los míos. Y para colmo, la tradición de la Sunna del Profeta (paz y bien) nos habla de una comunidad de hombres y mujeres que oraban, peleaban y discutían juntos.

He estado meses sin ir por la M30, y me he perdido varios cambios, así que espero ir comprobando si alguien se dejó la puerta cerrada o es que ha llegado para quedarse, igual que en el resto del mundo, la línea roucovareliana.

Y lo peor es que las señoras son un encanto. Incluso ayer que se me bajaba el jersey y me prestaron una chilaba, decía la señora "pero que no vas mal vestida, ¿eh?" (=que no eres inmodesta =que no creo que seas un putón verbenero). Por eso me encabrona que exageremos tanto las cosas.

Elisa dijo...

Un poco de normalidad!!

Anónimo dijo...

A mi eso de que los derechos de unas mutilen los derechos de las otras, me da que no estamos hablando de derechos..., sino de inversos, que se parece a conversos, pero es diferente. Lo cierto es que a mi la oración, no me gusta ni por muy musical que sea. Para oírla de lejos puede estar bien en algún momento, pero para hacer tanto ejercicio de flexión y genuflexión, pues va a ser que no...

Rozonda dijo...

Toooo...que fumas, anónimo?(lo digo pa pedirte)

Small Blue Thing dijo...

No fuma nada, es así. Este tipo entró en mi facebook el 11 de marzo pasado a pezonizar basándose en su "individualidad". Fue la risa. No, bueno, en realidad fue una pena.

Rozonda dijo...

Glubs y reglubs :S