jueves, mayo 20, 2010

Arte medieval


Circa 1600


DC 1480


Circa 1300


Circa 656 DC

Y moderno:

Siglo XVIII, sin datar


Washington, Tribunal Supremo. Siglo XIX


Londres. 1925





17 comentarios:

Fet dijo...

¿Ya se celebraba el día de dibujar a Mahoma?

ÓsQar dijo...

Buah, qué sosainas los pintores medievales, mucho más divertido el mío, ande va a parar ;-)

Small Blue Thing dijo...

De hecho, la de arriba del todo venía dentro de un Corán.

¿Nadie va a preguntarme por el altorrelieve del Tribunal Supremo? Porque el mes pasado protagonizó un divertido evento...

Fet dijo...

Bueno, venga, ya pregunto yo:
¿Qué paso el mes pasado con el altorrelieve ese del Tribunal Supremo?

Small Blue Thing dijo...

Pues que, pasado el Southparkgate, y después de que el Consejo Federal de Ulemas se cansara de pedir excusas a Comedy Central por haber dicho que esos dos taraos eran "representantes" de no sé qué comunidad, cuando ya la cosa parecía que no podía ser más bizarra, llaman a los moros del Tribunal Supremo.

- Hola buenas. Que hemos pensado que si se ofenden ustedes por nuestra figura.

- ¿Qué figura?

- ¿Ah, no lo saben? Tenemos un Mahoma en la pared del edificio.

- Ah.

- ¿No se ofenden?

- Esto...

- Les aseguramos que está entre los promotores del Derecho.

- Ah, pues muchas gracias.

- ¿Y quieren que la quitemos?

- ¿Cómo?

Total, que el Consejo da el aviso. Y entonces salen varios a decir que si se puede modificar el tamaño de la espada, o que ya puestos corrijan el nombre, o que si pueden cambiar "fundador" por "profeta" en el título... al final acaban llamando a las chicas de Karamah, cuyas alimas concluyen que están muy satisfechas de que el Profeta (pyb) esté ahí colocado y que la próxima vez hagan el favor de llamarles para algo realmente importante.

Musulmania Nui.

Small Blue Thing dijo...

Perdón, el link aquí:
http://www.karamah.org/news_supreme_court.htm

Fernando Hugo Rodrigo dijo...

Yo soy más bien desconocedor de estos temas: a priori, ya ves, pensaba que la iconografía estaba "fuera" de esta religión. Pero luego ví las obras expuestas en la Chester Beatty Library, en el Castillo de Dublín.

Una maravilla, con imágenes de todas las religiones. Incluídas, claro, la musulmana. Si tienen ocasión, no se la pierdan. Aquí, un enlace.

http://www.cbl.ie/Collections/The-Islamic-Collection/The-Persian-Collection.aspx

Small Blue Thing dijo...

Los persas han sido iconográficos toda la vida y se morirán iconográficos. Lo que no termino de entender es por qué las miniaturas de sus libros parecen más animadas que sus películas :P

Ay, el Castillo de Dublín, que este año me quedo sin visita. Snif.

Small Blue Thing dijo...

Fernando: en realidad sí tenemos la prohibición total de hacer iconos, es decir, imágenes de santos para poner en casa o sacar en procesión. Dicho esto, las escuelas varían entre quienes no hacen imágenes de nada, ni siquiera fotos; y quienes ilustran Coranes profusamente.

Con la extensión del salafismo en el mundo árabe, la tónica general por allí pasa por la iconoclastia, pero muy a menudo por cuestiones prácticas o comerciales: si pones una tienda de moda por Internet y en las fotos salen modelos de cuerpo entero, hay un número considerable de clientes potenciales que no van a entrar en ella y no te van a comprar, ergo decapitas todas las fotos. Hay quien ofrece dos versiones, hay quien retira la imagen del cuerpo con dignidad, y luego están estas.

Fernando Hugo Rodrigo dijo...

Vale, creo que algo más claro me ha quedado. La verdad es que qué poco sabemos de las demás religiones. Yo, lo poco que voy descubriendo, me sorprende y mucho. Todavía hay por ahí algún cristiano que se queda con la boca abierta (o la ceja de "sí, claro") cuando comento que el Corán admite a Cristo como profeta. Es tan extraño que las tres religiones monoteistas se tengan tanta tirria, cuando están tan cerca, en verdad.

Pero bueno, tú sabrás más de estas cosas. Chica, ya puestos, podrías hacer un guión que hablara de todos estos temas.

Sin ser didácticos, a ser posible, que el cine con mensaje, perdónenme, es un poco aburrido.

Small Blue Thing dijo...

Tengo uno, anti-mensaje. Bueno, tengo un tratamiento: no me he podido poner a saco con él todavía. ¿Y te cuento una cosa? Cuando lo he enseñado, la respuesta ha sido "uy, mejor con mensaje".

Así que he desarrollado un documental que espero que se mueva, y con eso poder colar este guión, que es el que realmente querría hacer.

Si algún día cogemos confianza y nos conocemos (y te interesa), te lo enseño.

Fernando Hugo Rodrigo dijo...

Chica, qué mal que te dijeran eso. Además, no hay nada mas didáctico que algo entretenido. Fíjate todo lo que sabemos de las ciudades de Estados Unidos, sin saberlo, a base de miles de películas.

Lo de los documentales, bueno. Seguro que tiene otro mercado. Pero es más fácil hacerlo: todo cuesta menos.

Yo llevo dándole vueltas y hasta tenía un título: "El pintor del profeta".

No sé ni de qué iría, pero oye, me vino a la cabeza, y me sonaba bien.

Ya ves en qué se ocupa el cerebro de uno.

Small Blue Thing dijo...

Uy, no, las ideas que yo barajaba tiraban más por el lado más cañí, más contemporáneo.

Quiero decir, sí desarrollé un poco una idea donde me iba a Medina... pero la vida del Profeta, la paz sea con él, fue muy corriente; y la época clásica del Islam... Bueno, hay algunas historias tremendas, varias como para hacer una peli épica que ríete tú de Prince Of Persia.

... pero he acabado TAN hasta el moño de la reivindicación mítica de Al Andalus que siempre que pienso en historias con musulmanes me vengo al presente.

Fernando Hugo Rodrigo dijo...

Qué interesante. Por acá, por el sur, las autoridades se han apropiado de ese discurso de la convivencia de las tres culturas, como si aquel Al Andalus fuera el colmo: una especie de reino mágico de felicidad.

Pero lo del pintor del profeta no me parecía una historia de esas épocas: al fin y al cabo, la idea me vino con eso de que todavía celebráis una fiesta en que dibujáis a éste, ¿no?

En fin, será por ideas.

Small Blue Thing dijo...

En realidad, los estudios sobre la Edad Media están teñidos todos por el Romanticismo: o todo eran señoras pelirrojas de largos cabellos, o todo eran piojos; o todo era amor cortés, o todo era una mierda.

A mí me gustaría que los españoles publicaran tantos artículos sobre Ibn Al Arabi, un tío de Murcia, como lo han hecho los americanos. Me gustaría que se reconociera por fin que ni hubo identificación nacional ni hostias en el Renacimiento: hubo un genocidio en América y otro en Alpujarras, con súbditos de Castilla decapitados (ahí se entrenó Cortés, por cierto). 1609 no libró guerra alguna contra invasor alguno, sino que los ricos exterminaron, una vez más, a los pobres.

Dicho lo cual, no me gusta el corte ideológico sobre las "invasiones de España": romanos invadiendo España, fenicios invadiendo España, árabes invadiendo España durante 1000 años (¿¿?????)... Pero no necesito un mito fundacional nacional inverso, gracias a Dios.

Small Blue Thing dijo...

Ah, una aclaración: no hay fiesta alguna respecto del Profeta, paz y bien. El culto del musulmán sólo es a Dios (el chiíta del fondo, baje la mano, y hablamos otro día).

Se conmemora el Mawlid de forma nominal, pero no tenemos iconografía mesiánica. Por eso a una gran mayoría de musulmanes, las representaciones gráficas del Profeta les son incómodas, pues nos acercan al culto a las imágenes, aunque fuera de rebote.

Dicho lo cual, lo que sí existe es una tradición iconográfica en aquellas culturas donde se hacían imágenes tradicionalmente: persas, turcos, asiáticos.

Fernando Hugo Rodrigo dijo...

Bueno... Aquí, en Andalucía, el discurso es relativamente distinto. No es de ahora, de hecho, porque se lo he escuchado (con sus palabras, claro) mucho a mi padre, así que no es resultado de las políticas culturales actuales.

Lo que se viene a decir es que nuestra "identidad" como comunidad (que ahora se estila tanto que ha arribado a los andaluces, que nunca nos habíamos ni planteado estos temas) se basa en que nos daba un poco igual "la invasión" de unos y otros.

Como que los dejábamos hacer, y así, nos enriquecíamos "culturalmente". Ya ves: la Historia siempre se puede utilizar como uno quiera.

Sea como sea, insisto en que no controlo tanto como quisiera estos temas. Muy interesante me ha resultado saber todo lo sucedido con Felipe II, los moriscos, que hube de investigar para una serie. Y ciertas figuras que traté en algunos documentales: Ibn Jaldún, entre ellos.

Pero la verdad, leyéndote, me da como cosa volver a tocar nada de esto: ¡me dejas en brag...!