sábado, mayo 22, 2010

Me voy de vacaciones

Les dejo con un bonito vídeo, descubierto aquí.

jueves, mayo 20, 2010

Y eso que el malo no sale (ains)

... pero esto puede ser muy divertido:



Arte medieval


Circa 1600


DC 1480


Circa 1300


Circa 656 DC

Y moderno:

Siglo XVIII, sin datar


Washington, Tribunal Supremo. Siglo XIX


Londres. 1925





miércoles, mayo 19, 2010

Mejorcita

Hoy he vuelto a trabajar... aunque si les digo a ustedes en qué estoy gastando el tiempo estos días, perderé la poca credibilidad que pueda tener.

lunes, mayo 17, 2010

A ver si esto al menos lo sabéis leer, hijos de puta

Una aclaración que parece que necesitan algunos anormales:

Acabo de venir de la habitación de la residencia donde estuvo mi abuela el último mes después del trombazo que le jodió las piernas. Hemos vaciado el armario, hemos sacado la ropa, me han dado su rosario, me han regalado sus fulares, hemos quitado su nombre de la cama, del baño y de la silla de ruedas, hemos repartido la última ropa que le compramos con sus amigas del pueblo, mis tías y mi madre, porque estaba sin estrenar. Hemos hecho sitio en su habitación de casa porque quedan por vaciar dos más: la de la casa de Madrid y la de su casa del pueblo, antes de poder empezar con la de aquí.

Si queréis que alguien os dé explicaciones sobre la música rock en Irán, la última mujer con velo entrevistada únicamente por llevarlo, la última parida dicha por el tío que vive de ser musulmán, Garzón, Franco, libertad de expresión o dibujantes de ultraderecha, abrid un puto libro y dejadme tranquila ya, hostia.

domingo, mayo 16, 2010

Un lindo mensaje de amor

Así no hay quien guarde luto decentemente, joder.



sábado, mayo 15, 2010

Durante unos días tendré el blog menos atendido: estamos enterrando a mi abuela y no estoy en casa, y cuando vuelva tendremos todavía cosas que arreglar, hasta que en dos semanas me vaya de vacaciones.

Mirando cosas de su pueblo en la red, encontré, contra todo pronóstico, una salida de Los Auroros:

martes, mayo 11, 2010

Sigan a ente blog




De los autores de No soy nadie y tú, de los co-productores de Cuánto me cansa Ejcolar últimamente, oye, y del guionista de Arcoiris Chiíten, hoy presentamos JotainKoelle.

Será por río.

viernes, mayo 07, 2010

An Nisaa VII: Hissa Hilal y Aydah Al Aarawi Al Jahani

Ya saben de mi hostilidad hacia las musulmanas más tradicionales, que además son bastante militantes en su práctica. Pues hay momentos interneteros que le remueven a uno los palos del sombrajo (ya sé que están ustedes pensando en 2girls1cup, marranos).




Se llama Hissa Hilal, y por si no se lo han imaginado, es saudí.

Ha quedado tercera en el concurso Príncipe de los Poetas 2010, un Operación Triunfo Floral panarábigo de Abu Dhabi TV:




¿A que es IGUALITO? ¡Miren qué promo!

Hay vídeos con los castings, listas con los concursantes más célebres, y se montan los mismos pollos entre fans. La participación femenina es abundante, exitosa, y por cierto, no hay dresscode, si es lo que están pensando. Aunque algunos concursantes, y sus atavíos, son para verlos:





Hilal pasó a la Gran Final con este poema:

I have seen evil from the
eyes of the subversive fatwas in a time when what is lawful is
confused with what is not lawful;

When I unveil the truth, a monster appears from his hiding place; barbaric in thinking
and action, angry and blind; wearing death as a dress and covering
it with a belt;

He speaks from an official, powerful platform, terrorising people and preying
on everyone seeking peace; the voice of courage ran away and the
truth is cornered and silent, when self-interest prevented one from
speaking the truth.

Este es el vídeo de su actuación completa en semifinales: es un clip de Factor X de manual, como ven.


No es la primera concursante que la arma: el año pasado fue otra saudí, Aydah Al Aarawi Al Jahani. De esta guisa protestó porque su familia y su clan la presionaban para no competir más, por aparecer en público siendo mujer, y aun así llegó a la final. Ni que decir tiene que se convirtió en la Rosadeppaña del año y que la presentadora del programa estaba feliz de la muerte con tener semejante historia que contar.

Como era de esperar, la poetisa Hilal, casada y madre de cuatro niñas, recibió críticas y alguna amenaza, pero se ha convertido en personaje televisivo revelación de los últimos meses.
Siempre me dije "Hissa, quizá algún día seas como un mensaje dentro de una botella, y alcances la otra orilla del mar". Y así ha sido.

Y yo, que pensaba que se había cubierto con la niqaab por motivos de seguridad personal, voy y me encuentro con esta entrevista para la TV de los Países Bajos:


Se lo voy a repetir:

El niqaab es una tradición árabe milenaria, que para nosotras es muy normal, [... aunque] entiendo que para ustedes no lo sea. [...] Se puede llevar en cualquier parte. Puede que se vea como algo extremo, pero soy una mujer muy pacífica, que tiene amigos en Escocia e Irlanda, y me llevo muy bien con ellos. Oriente y Occidente se necesitan el uno al otro, y bajo mi negro niqaab hay un corazón blanco como una paloma en su nido. [Es poeta, ¿recuerdan?]

Soy mujer y madre, y deseo que todas las mujeres y madres en este mundo tengan una vida en paz y felicidad en sus países, en América, en Holanda, y en todas partes. Y espero que podamos trabajar juntos por esa paz y esa felicidad, porque en este pequeño planeta vivimos juntos, y al final es lo que todos queremos: vivir en paz.


Les dejo, que me ha dado una lección de feminismo una niqabi saudí y tengo que recomponerme.

jueves, mayo 06, 2010

Probando, probando

Parece que mañana Hastiado (no en su blog sino donde los Bloguionistas) volverá a hablar de pruebas de guión. Crean todo lo que diga. Y perdonen la frase retuerta pero tenía dos enlaces seguidos y había que arreglarlo.


El mes pasado hice dos pruebas. Conté sobre la primera en este post: me cogieron, y trabajé por primera vez en mesa de guionistas, en mi primera serie... hasta que falló el plazo, falló el financiador y falló una de las previsiones. Los productores tomaron la decisión más razonable: suspender el proyecto para no tener a nadie trabajando gratis ni crear expectativas. Cuando te pasa una cosa así, aunque te joda, al menos sabes que estás trabajando con gente seria.

La otra prueba me la pidieron a pesar de que habían cerrado el grupo de guionistas de la temporada. Sin embargo, el productor ejecutivo se enrolló lo bastante como para pedírmela, leersela, y decirme que le había gustado. Me pidió el curriculum y me aseguró que pasaba a la reserva de personal "en buena posición de salida". También jode un poco, no crean, porque en definitiva, sembrar significa esperar, por bien que pinte el sembrado.


No sé cómo enfocará Hastiado el post, pero algo que percibo entre compañeros es el miedo a presentarse y solicitar una prueba. Presentarse, quiero decir, con una mano delante y otra detrás, y esperar de alguien que te dedique el tiempo suficiente como para evaluar tu curriculum, pedirte la prueba, leerla y evaluarla entre varios cientos de guionistas que le pedirán lo mismo cada semana.

A mí también me pasa, pero vista la racha que llevo, y mientras no sepa qué va a ocurrir con los dos proyectos en los que he estado trabajando este año, sólo quedan dos remedios: continuar escribiendo para tener material que enseñar (como mínimo), y pedir. Si te hacen la prueba y no la pasas, como poco tienes unas cuantas páginas más escritas. Si la pasas, incluso si no te dan el trabajo, o la cosa se tuerce como me ha pasado a mí, añades a esas páginas un par de contactos prometedores.

Y si alguien te dice que no te puede o no quiere hacerte la prueba, pues tampoco pasa nada.


----
La semana pasada envié unas pruebas en español e inglés para un tercer proyecto, pero de ese no pienso contarles nada: me da una cosilla así como entre morbillo y vergüenza ajena que va a hacer de ese trabajo, si me lo dan, una experiencia inolvidable.




lunes, mayo 03, 2010

La rata

Seguro que conocen a alguno. Son esa clase de gente que ni come ni deja comer, que no consigue ni se propone hacer nada, pero que si puede te dinamita lo que estés haciendo tú, aunque ya seas consciente de que es una mierda y te dé lo mismo. Gente a la que tienes que tener lejos, pero bien lejos.

Al rata se le suele conocer de antes. Suele ser un tipo (lo siento, he conocido más ratas macho que hembras) con el que tienes una relación de amistad. No suele ser un compañero de profesión porque profesa poco, lo cual es una de sus características. O bien ha sido un compañero en un trabajo anterior que salió mal, o en una empresa que ya cerró.

Esas son dos de sus formas favoritas de manifestarse: el amigo con inquietudes artísticas con el que empiezas a compartir cosas, o el anterior compañero o anterior responsable.

En un momento dado, le propones algo; o te vuelves a encontrar después de un tiempo y le propones algo... porque las últimas conversaciones que tienes con la rata son escuchar unos cuantos monólogos sobre lo mal que está todo, la cantidad de enchufe que hay que tener, el bache creativo. A lo mejor te pilla intentando sacar algo adelante, o te pilla asqueado de un encargo, o te pilla en un momento de bajón en los que lo fácil es repetir lo mal que está todo, el enchufe que hay que tener o el bache creativo.

Total que propones a la rata un proyecto conjunto. O peor aún, la rata te lo propone a ti. En ambos casos te matas a currar, haces por quedar, un día hay que aplazar alguna gestión porque la rata no puede, otro día tampoco, otro día te dice que ya te llama la semana que viene si eso que está muy liada y la semana que viene no te llama.

Y, gran error, no te cabreas lo que debes. Es más, te preocupas. Porque la rata es tu amiga.

Pasan semanas, pasan meses, y te vuelves a encontrar con la rata. Y como el gran problema es que la rata es tu amiga, y te dice a) que ha tenido muchos problemas pero que ya se ha centrado, porque hay que ver lo mal que está todo y el enchufe que hay que tener... o te dice b) que bueno, está acostumbrado a que seas muy pesao y cojas las cosas con mucha fuerza, pero que no pasa nada, que ya sabe cómo eres y que no te lo tiene en cuenta.

Esa es otra de sus cualidades. No importa lo que te hagan, no importa lo que te digan, no importa que te dejen tirado una vez, plantado otra, con un tema a medio editar, o en medio de un velatorio. Da lo mismo que te liaran para escribir una novela, hacer un viaje del que se rajaron, montar una empresa o hacer un corto. Da igual que nunca enviaran un desarrollo de la novela, que el día que salías de viaje no aparecieran por la estación, que el corto esté por montar o que la empresa tuvieras que darla de baja y de alta tú de tu bolsillo porque no se presentaron jamás a nada.

La rata siempre te perdona.


Se suele dar un intervalo en que ni te propone nada, porque no tiene trabajo que proponerte (ya se sabe: todo está fatal, hace falta mucho enchufe...) o tú no le propones nada porque no te fías. Durante este tiempo, como el rata es tu amigo, le cuentas cómo te va. Estas son sus reacciones:

- Uy, pero vaya chapuza, ¿no?
- Menuda tontería estás haciendo.
- A ver si te presento a este, que hace una web que...
- Pero esto que estoy leyendo está fatal.
- Vaya cámara que se ha buscado tu productor. Se habrá quedado tonto.
- ¿Fulano? Buah, pero si ese no tiene ni puta idea, hombre.
- ¿No te di el mail de este, el que hace la web? Pero habérmelo recordado. Ahora en un rato te lo mando.
- Yo lo que tengo claro es que aquí, el más tonto hace relojes.
- Pero bueno, es que pareces tonto: si no haces esto y lo otro primero nunca te va a salir.
- Haz lo que quieras, pero a mí me parece que de ese pitching no te va a salir nada.
- ¿Pero cómo no me llamaste a mí para grabarlo?
- Este nunca ha tenido ni puta idea.
- Al final estoy colaborando yo con este en la web. Como tú al final no te pusiste en contacto con él...


Y aquí está el mayor de los peligros de las ratas: en que les crees. Da lo mismo el tiempo y el esfuerzo que te hacen perder o la ilusión que pusiste en tal o cual proyecto. Lo peor, con diferencia, es que acaban convenciéndote de que la cagaste tú. De que no tenías el texto adecuado, ni el estilo, ni el empuje, ni sabías llevar el proyecto, ni mantener la pareja (porque si las ratas son una experiencia memorable cuando se trata del trabajo, no se las imaginan cuando su asesoramiento es emocional o amistoso).

Y, llegados a este punto, puedes mandarles a la mierda estentóreamente para que unas semanas después a)te llamen preguntando "oye, ¿qué ha pasado?" o b) te perdonen. Vuelta a la casilla anterior y así hasta que te cansas del todo. Algunas veces con coda: te falla todo el mundo por imponderables, te ves en bragas, no quieres llamar, pero no te queda más remedio. Y la rata te dice que va, que se apunta, que por supuesto que te echa una mano. Y hasta te alegras de haber tenido que contar con la rata porque (no lo olvidemos) la rata es tu amiga y quieres recuperar la camaradería.

El día señalado no se presenta. O no te llama. O no hace la gestión.


Más que ratas son murciélagos, porque si pueden te chupan las ganas de trabajar. Pero una conocida, a una rata común le bautizó la rata. Y así se quedó.

En todo caso, tengan cuidado. Si no se andan con ojo, cualquier día acaban sentados en una cafetería convenciendo a algún conocido de que la cosa está fatal, de que no se hace nada sin enchufe, o hablando del bajón creativo.

Y si se lo escuchan decir a otro, no lo duden. Corran.

domingo, mayo 02, 2010

Feliz Día de la Madre



Etiquetas: alma, corrupción, barro, relativismo moral, homosexualidad (¡ese clásico!), aborto (¡ese otro!), piratería y derechos de autor (WTF!!!!), sindicatos nocivos, secuestros, cochupos, libertinaje, populismo, importación de bienes (en serio), orgías, parrandas, comilonas.