domingo, enero 16, 2011

"¡Pasa, coño, pasa!"

¿Recuerdan?



Pues en fin, que me han dado el alta y el martes me faltó tiempo para ponerme la faldita y el canesú y ponerme a dar amor como si no hubiera mañana:



Durante estos tres meses me ha dado tiempo a empezar a traducir otro libro, a ver los suficientes vídeos de Iaido como para decidirme a practicarlo, y a desarrollar una rutina de entrenamiento matutina antes de trabajar.

No he encontrado todavía historia para esa idea steampunk que se me sigue recociendo, pero entretanto he desarrollado un trabajo del que espero el OK final. Y bueno, el resto ya lo saben.

La frase del título del post me la dedicó Pelayo-sensei, por si acaso se me había olvidado. Santi-sensei me dedicó una bonita paráfrasis la clase siguiente. Pero entonces ya no se me olvidó.

Hagan kendo, hombre. Porque es mejor hacer kendo que estar por ahí en la calle.

jueves, enero 06, 2011

Tómame una vez más de nuevo, Madre Tierra

Ya lo recordó ostap el otro día en los comentarios.

Sé que Antonio me perdona que este año no le haga panegírico. Tengo todavía que desprenderme de algún duelo. Prepararme para estar con algunos vivos, y no sé cómo nos va a salir el periodo de reajuste.

Pero cada año por Reyes hago balance del año anterior y hay una pregunta que no se me va: ¿le habré fallado o habré cumplido?

Mientras tanto, lean El Viaje.

miércoles, enero 05, 2011

Lo más chungo de 2010

Las listas se me dan más o menos como todo lo demás, y aquí no me ha salido nunca hacer revisiones. Pero me ha dado por ahí. No voy a andar contando mis mejores del año: tienen canela fina aquí, si quieren.

Ahora, si buscan truñacos como melones, creo que puedo glosar unos cuantos, porque anda que vaya año:

Libros. Novalis: Himnos a la noche. De esto que tienes doce años y coges el libro en la biblioteca de la Obra Social de la Caja de Ahorros y alucinas de colores y te pones a rimar, y vas por el patio del colegio dándote ínfulas porque has descubierto La Poesía. Y te llevas la única hostia merecida de toda tu vida de acoso escolar.

Bueno, pues hace un par de años se lo pedí a mi madre en esta preciosa edición de Círculo de Lectores, y en noviembre decidí ponerme de nuevo con él. La Virgen Bendita. La virgen bendita también sale, transmutada y ascendida de la novia muerta, y redime al poeta y con él a toda la humanidad, que canta sus alabanzas.

Lo tenemos en venta, edición bilingüe español-alemán para estudiantes. Once euritos.


Cine
. Agnosia, de Eugenio Mira. Fantástico, español y de época. Allí que me fui el mismo viernes del estreno, al salir de rehabilitación. Ese diseño de producción, esos detalles visuales, esa crisálida. Esa historia pasados cuyos 20 minutos te importa un carajo quién esa señorita, si ve como dios manda, el thriller en cuestión que da hilo a la cosa, y por qué hay siete euros y dos horas de nuestra vida que no vamos a poder recuperar.

Televisión.
El prisionero (2010): qué bonitos los suburbios de la Costa Oeste y qué puta mierda de remake. Y lo peor es que ahora no me atrevo a recuperar la antigua.


¿Y los suyos?